Así teletrabajan los directivos del sector: José Luis Ferré, consejero delegado de Allianz

José Luis Ferré, consejero delegado de Allianz, continúa gestionando el día a día de la compañía desde el luminoso salón de su casa. Echa de menos la charla distendida con los compañeros y reconoce que una de las enseñanzas que ha sacado de esta experiencia es valorar aún más la entrega, eficacia y el esfuerzo de todo el equipo de Allianz. Se siente privilegiado por "formar parte de un equipo humano que ha entendido desde el primer minuto y de manera espontánea que todos los gestos cuentan".

¿Cuales son las ventajas de teletrabajar? ¿Y los inconvenientes?

Trabajar desde casa no es una novedad para los empleados de Allianz. Son muchas las ventajas, aunque también tiene algunos inconvenientes. Entre las ventajas señalaría sin duda el tiempo que ahorras en los desplazamientos que te permite dedicarlo a otras tareas. En esta misma línea diría que reduce en cierto modo el estrés que nos genera ir corriendo al despacho, a las reuniones… Por otra parte, yo diría que tenemos menos interrupciones, somos más rigurosos con las horas de inicio y finalización de las reuniones y a lo largo de la jornada esto se traduce en mayor eficacia

Por lo que se refiere a los inconvenientes apuntaría quizá la falta del ambiente de trabajo y una menor relación con otros compañeros, que puede provocar cierta sensación de aislamiento, especialmente en las culturas mediterráneas. El contacto humano sigue resultando fundamental.

Además, no podemos dejar de considerar un factor que se superará, pero que a día de hoy representa un hándicap para muchas compañías como son los ciberataques. Muchos trabajos y algunas de las funciones que realizan los empleados, gestionadas desde fuera de la oficina, pueden poner en riesgo la confidencialidad de la compañía, si no se tienen unos adecuados sistemas de seguridad. 

"Algunos trabajos,

gestionados desde fuera de la oficina,

pueden poner en riesgo

la confidencialidad de la compañía"

Supongo que existirá algún tipo de dificultad (transformar la casa en tu oficina, alguna parte del trabajo que sea imposible efectuar..). ¿Qué es lo más complicado?

Personalmente no he encontrado ninguna dificultad, más allá de generar el hábito -un poco raro los primeros días- de acudir a un espacio que no es tu zona de trabajo habitual y convertirla en tu nuevo despacho. Afortunadamente en Allianz llevamos ya muchos años trabajando intensamente en la digitalización de la compañía y eso nos ha permitido adaptarnos inmediatamente a esta situación excepcional y nos facilita la gestión diaria del negocio.

¿Qué es lo que más echas de menos durante el confinamiento?

Sin duda esa relación más próxima con los diferentes miembros del equipo. Cuando te desplazas a la oficina casi siempre encuentras un momento para compartir un café y un rato de charla un poco más distendida con los compañeros de trabajo

¿Qué has aprendido de esta experiencia?

Como imagino que nos habrá pasado a todos, son muchas las enseñanzas que estamos extrayendo al hacer frente a una situación tan desafortunada e imprevista como esta, pero merece la pena destacar, entre todas, la reflexión sobre la entrega y eficacia del equipo de Allianz a la hora de hacer frente a la crisis sanitaria. Una entrega que se puso de manifiesto, tanto en el ámbito de lo estrictamente profesional como en lo profesional. En lo profesional, con el esfuerzo de todos, hemos mantenido en todo momento la operativa de la compañía y el servicio a nuestros clientes y mediadores.

En el contexto personal, siguen apoyando a sus familias y su tiempo y sus recursos a iniciativas sociales como el plan "Cruz Roja Responde frente al Covid-19" o "Cartas contra la soledad" de Fundación FDI y Voluntare, entre otras, para intentar paliar, en la medida de nuestras posibilidades, el dolor y sufrimiento que esta pandemia está trayendo a nuestra sociedad.

En Allianz aglutinamos en torno al lema #SeguimosContigo el conjunto de medidas que desde la compañía hemos puesto en marcha para ayudar a nuestros clientes y mediadores. Pero el equipo de Allianz ha dado mucho más sentido a este hashtag convirtiéndolo en el lema que nos mueve cada día y que nos lleva a ayudar sin paliativos, a nuestros clientes, mediadores, compañeros, familias, vecinos… Es un privilegio formar parte de un equipo humano que ha entendido desde el primer minuto y de manera espontánea que todos los gestos cuentan.

¿Cómo es la coordinación con el equipo, con clientes etc.?

También en este terreno nos ha ayudado mucho el camino hacia la digitalización que emprendimos ya hace años. Nuestra operativa, comunicación y relación con clientes y mediadores estaba ya normalizada a través de las numerosas herramientas y medios digitales a nuestro alcance. Los diversos medios a disposición de los equipos nos permiten mantener una fluida comunicación con clientes y mediadores. No en vano, la atención telefónica y digital, las vídeo-llamadas, los chats o las conferencias online forman parte del día a día habitual de la empresa desde hace ya mucho tiempo. Por supuesto, en los momentos de normalidad éstos se veían complementados con los encuentros en persona, pero disponíamos ya de los canales y procedimientos para mantener el contacto y la atención con nuestros equipos, mediadores y clientes vía telemática. Un buen ejemplo de ello son las sesiones formativas periódicas sobre Mercados Financieros, Política Monetaria y desarrollo Económico que organizamos digitalmente para toda nuestra red.

¿Crees que para el futuro el teletrabajo será una auténtica realidad?

El teletrabajo era ya para muchas compañías como la nuestra una realidad y parte de nuestro día a día. Es probable que aquellas organizaciones que no hubiesen incorporado ya esta tipología de trabajo sean más conscientes ahora de las ventajas que aporta a los equipos y por tanto a las compañías, siempre y cuando las modalidades de teletrabajo se ajusten a la operativa de negocio de manera adecuada.

El teletrabajo es una parte más y un paso natural en el proceso de digitalización de las compañías y de una concepción del desempeño en la que se valoran las aportaciones de los equipos, su participación en proyectos y su implicación más allá del espacio físico donde se desarrolle su actividad.

Sobre el negocio, ¿tendrá algún impacto está situación en los resultados de la compañía a finales de año?

Es pronto para valorar el impacto que esta crisis sanitaria tendrá sobre el entorno asegurador al igual que no conocemos con precisión los efectos sobre la producción y el empleo de la actual crisis.

"Los niveles de solvencia de la industria aseguradora

permiten una óptica de cierta calma

ante los nuevos acontecimientos"

Dicho esto, la industria aseguradora soportó mejor que la mayoría de los sectores la crisis financiera de 2007-08, aunque las características y naturaleza de dicha crisis fueron diferentes. La gestión del balance y del negocio con una visión de largo plazo propia de la actividad aseguradora propicia que el sector encaje mejor los efectos derivados de las caídas de actividad, la volatilidad, la contracción… Además, los niveles de solvencia de la industria aseguradora permiten una óptica de cierta calma ante los nuevos acontecimientos. Sin embargo, como decimos, es pronto para hacer valoraciones definitivas ya que nos movemos en un entorno nuevo.

Por lo que se refiere a la transformación del sector o su actividad, incluso antes de esta crisis sanitaria, nos movíamos ya en un contexto de continuo cambio que había llevado a las compañías a poner en marcha los mecanismos necesarios para estar en constante evolución y responder con la mayor agilidad a las nuevas necesidades de los clientes. Esta misma premisa continuará tras la crisis: continuaremos implementando aquellas soluciones, a modo de seguro o servicio que solventen las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes y mediadores.

¿Y la productividad aumenta, o depende de cada área?

Desde el primer momento de confinamiento nuestra compañía ha estado 100% activa gracias a la avanzada digitalización. El compromiso de todo el equipo Allianz ha sido admirable.

En cuanto a la productividad, hay tareas que son más fácilmente medibles, como las llamadas recibidas o los siniestros atendidos. Sin embargo, más allá de eso, la base para una buena productividad es un buen ambiente de trabajo y un buen liderazgo de equipos. La confianza que me transmite todo el equipo es lo principal en esta situación, además del hecho de que estemos dando el 100% del servicio, tanto a clientes como mediadores.