El Consejo General no celebrará la moción de censura contra su presidenta al no haber garantías

Tras la presentación el pasado viernes de una moción de censura por parte de 23 colegios contra la presidenta del Consejo General, Elena Jiménez de Andrade, fuentes de la institución desmienten que se vaya a poder llevar a término en el próximo pleno, previsto para el lunes 29 de junio. Según esa información, no se podrá celebrar la moción de censura en este pleno porque no se garantiza la seguridad.

El motivo que esgrimen es que los estatutos del Consejo General establecen que votaciones como la de una moción de censura tienen que ser presenciales porque además el voto es secreto, pero en este momento no cuenta con medios técnicos para que se pueda desarrollar de forma telemática. Sí admiten que la moción se celebrará más adelante, cuando se garantice la seguridad y puedan acudir todos los presidentes.

Fuentes del Consejo General hablan de "asombro" y "sorpresa", no entienden a qué obedece. Han explicado a esta redacción que se desconocen los motivos por los que esos 23 colegios han planteado ahora la moción de censura, cuando Elena Jiménez de Andrade ha confirmado que no se presentará a las próximas elecciones. Según la presidenta, debido a motivos profesionales que le impiden seguir adelante al frente del Consejo General.

También desmienten que la moción de censura se deba a la situación de las cuentas porque "están auditadas sin salvedades". En el próximo pleno está previsto que se voten los presupuestos y las cuentas de 2019, que califican como "muy limpias y solventes".

Sobre las razones para la presentación de la moción de censura, esas fuentes del Consejo General apuntan a que podría deberse a motivos electorales, a que hay determinados presidentes de colegios que se quieren presentar a las próximas elecciones. Añaden que a final de año se promoverán las elecciones y no tiene sentido una moción de censura cuando el proceso electoral comenzará dentro de unos cuatro meses.

Desde la institución señalan que ya se está trabajando en el relevo y en proponer nuevas elecciones y que, en todo caso, "ahora toca trabajar por la institución".