La DGSFP reclama más transparencia en el seguro de Decesos

La DGSFP cree que ha llegado la hora de que el ramo de Decesos cuente con una regulación adaptada a los nuevos tiempos ya que, en su opinión, este negocio lleva años aplicando tablas biométricas desactualizadas y, además, algunas entidades están llevando a cabo una serie de prácticas que no favorecen a los asegurados ni a los potenciales clientes.

Por ello, el supervisor ha impulsado últimamente varias iniciativas con el objetivo de modernizar este ramo clave para el seguro español. "Es un ramo que tiene mucho futuro, sobre todo si mejoramos en transparencia", sostiene Juan Carlos Araque, de la Subdirección General de Inspección de la DGSFP, durante su intervención en una jornada promovida por ICEA para profundizar en el estado actual del ramo de Decesos.

"En la DGSFP, hemos prestado bastante atención al ramo de Decesos en los últimos años, llevando a cabo varias actuaciones", subraya Juan Carlos Araque, que detalla algunas de ellas: "Hemos hecho algunas inspecciones más en relación a los últimos años y también, en 2018, hemos enviado unos cuestionarios a las 16 mayores entidades para conocer las prácticas más extendidas en Decesos".

Informar mejor

Por ejemplo, tras analizar las respuestas de los cuestionarios, la DGSFP ha constatado que las carteras de las compañías encuestadas siguen compuestas en su mayoría por seguros de Decesos con primas niveladas. Si bien, en nueva producción, ha observado que se están incrementando las pólizas con prima natural, prima única o prima mixta. Hasta aquí, la DGSFP no tiene nada que objetar, pero sí le inquieta cómo se están comercializando estos seguros que no utilizan la tradicional prima nivelada.

"Hay preocupación porque algunas personas comienzan pagando primas muy bajas, pero luego se van incrementando en edades más avanzadas hasta suponer el 50% de la suma asegurada. Los asegurados deben ser conscientes de todo lo que contratan y, por supuesto, de la prima que irán pagando hasta que tengan 90 años porque eso es lo que dice la ley", apunta Juan Carlos Araque, que advierte a las compañías: "Esto está perjudicando a los asegurados y, al final, el cliente que no está bien informado se acaba yendo y, como se trata de una póliza colectiva, también se va su familia".

Con estos cuestionarios, la DGSFP también se ha dado cuenta de que no todas las compañías que operan en Decesos calculan igual sus provisiones. "Hay diferencias entre las aseguradoras en sus prácticas de cálculo de las provisiones, por lo que no se pueden hacer comparativas. Se debe avanzar hacia una convergencia en la metodología de cálculo de la provisión", aboga el inspector de Seguros del Estado.

Estudio de impacto para actualizar tablas biométricas 

Otra medida que ha puesto en marcha la DGSFP es la elaboración de un estudio de impacto para actualizar las tablas biométricas de los seguros de Vida Riesgo y de Decesos. "Se ha hecho porque se pretende la ordenación de las bases técnicas, que recojan las hipótesis biométricas y se añadan los recargos que se aplican hasta alcanzar la tarifa", indica Juan Carlos Araque.

En el documento publicado en la web de la DGSFP, se especifica que este estudio de impacto "forma parte de un proceso necesario de buena regulación de acuerdo con el marco legal aplicable a los procedimientos normativos" y que uno de los efectos que se busca es "la divulgación anticipada de las tablas de supervivencia y mortalidad que probablemente serán de aplicación una vez finalizado el proceso normativo". En relación a este aspecto, se explica en el texto que "en el caso de las tablas de seguros de Vida Riesgo y del seguro de Decesos, la DGSFP también espera una actualización de las bases técnicas y de los procesos de gobierno de productos, de tal forma que las entidades aseguradoras identifiquen realista y apropiadamente los distintos componentes de las primas comercializadas". "El objetivo es que haya mayor transparencia", insiste Juan Carlos Araque.

Grupo de trabajo con Unespa e ICEA

Por último, el inspector de Seguros del Estado recuerda otra práctica que toda aseguradora debe llevar a cabo a favor de los clientes: devolver el exceso de la suma asegurada una vez prestado el servicio. "Y me gustaría recordar que esta devolución siempre debe hacerse de oficio, nunca a instancia del asegurado o tomador", precisa.

Además de contar con un equipo específico para Vida y Decesos, la DGSFP forma parte de un grupo de trabajo en el que también están Unespa e ICEA. "Ahora está parado por la elaboración de las nuevas tablas biométricas, pero el objetivo es reactivarlo", anuncia Juan Carlos Araque.