España ya es el único país de la UE que aún no ha transpuesto la IDD

El seguro ha vuelto a mostrar su hartazgo por la prolongada inestabilidad política que vive España, una situación que está provocando un retraso considerable en la aprobación de normas que son vitales para la buena marcha del sector. Es el caso de la IDD, cuya transposición se está demorando tanto que ya produce sonrojo. Así lo ha expresado Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, durante el XXVI Encuentro del Sector Asegurador, organizado por Deloitte con la colaboración de Mapfre y el diario ABC.

González de Frutos ha confirmado que España ya es el único país de la UE que todavía no ha transpuesto esta Directiva comunitaria. Hasta hace unas semanas, nuestro país compartía este desdichado 'honor' con Letonia, pero los letones se han puesto las pilas y ya han hecho los deberes. "Es un triste y nada meritorio récord el nuestro", lamentó la presidenta de la patronal, que dejó claro en todo momento quiénes son los únicos responsables: "Desde luego, no es imputable a que el seguro haya caído en la tentación del filibusterismo o cualquier otra forma de obstruccionismo a la hora de recibir la nueva normativa de distribución. Por decirlo en pocas palabras, no hemos sido nosotros los que hemos dejado la norma en el limbo. Ha sido la inestabilidad política la que ha generado esta situación". Y siguió reprobando a la clase política: "Nos ha colocado en el vergonzoso farolillo rojo de Europa".

Cabe recordar que la IDD se tenía que haber transpuesto antes del 1 de julio de 2018 y que la Comisión Europea ha amenazado al Gobierno con llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE si continúa incumpliendo esta obligación.

Argumentó que la adaptación de la IDD al ordenamiento jurídico español es importante "para otorgar estabilidad y seguridad" a la actividad aseguradora, pero también porque el sector tiene "interés especial en que la normativa de distribución pueda ponerse bajo la lupa de los nuevos tiempos".

El seguro, de los sectores más afectados

Es consciente de que, cuando haya Gobierno, el seguro quedará relegado injustamente a un segundo plano, pero alzó la voz para hacer ver a los políticos que se equivocan ya que es uno de los sectores más perjudicados. "A nosotros, es sabido, nunca nos pasa nada, nunca nada nos roza, nada nos afecta. Es la imagen que se tiene, pero es una imagen falsa. A nosotros nos está afectando la inestabilidad política, incluso yo diría que más que a la mayoría", denunció la presidenta de Unespa, que pidió encarecidamente que se desatasque la futura Ley de Distribución: "Antes de ese momento de discutir si una norma es buena o mala, está aquél en el que lo que reclamamos es que la norma exista, que no se pase, que no volatilice en un 'purgatorio de esperas' derivado de que no hay mecánica parlamentaria suficiente para echar las leyes andar".

Además, fue muy crítica con quienes restan importancia a los problemas del seguro por su complejidad: "Buena parte de los retos que tenemos por delante tienen un fuerte componente técnico. Y esto quiere decir dos cosas: la primera, que son retos muy difíciles de explicar a los profanos y de los que, desde luego, los clientes del seguro permanecen por eso mismo ajenos. La segunda cosa que pasa es que todo el mundo, extramuros del propio sector asegurador e incluso dentro de él, asume que, puesto que son retos técnicos, estamos hablando de meros ajustes". En este sentido, explicó la relevancia que adquiere la próxima revisión de Solvencia II en 2019 y la puesta en marcha de las nuevas Normas Internacionales de Información Financiera, previstas para 2021. Aunque, en relación a estas últimas, precisó: "Las queremos ver aplazadas en su entrada en vigor hasta 2023". Y expuso que estas dos normativas "son muy importantes para la definición del negocio asegurador de los próximos 15 o 20 años".

También reprochó a los políticos que los contratos de seguros sigan muy alejados de la digitalización y suplicó, una vez más, la creación de un "supervisor especializado y adecuadamente financiado". Asimismo, reclamó avances en el desarrollo de "reglas básicas europeas para la inversión verde" y dejó para el final uno de los aspectos más importantes para el seguro: el impulso del seguro de Vida en un entorno de tipos bajos de interés.