El estado de alarma despertará el apetito litigioso relacionado con los seguros

El sector asegurador está dando respuestas a las necesidades de los ciudadanos y prácticamente todas las aseguradoras han puesto medidas para ello durante el estado de alarma. En los primeros días salpicó la polémica de si los seguros daban cobertura de Autos en esta situación excepcional. Esto provocó que la propia Unespa emitiera un comunicado para responder que de manera afirmativa.

Aun así, lo cierto es que los litigios postcoronavirus van a estar muy presente en los juzgados. En Grupo Aseguranza hemos hablado con el secretario general de la Asociación Española de abogados especialistas en RC y seguro, Javier López y García de la Serrana, quien ha aclarado qué seguros 'animarán' más los juzgados en los próximos meses.

Afirma el experto en conversación con Carta del Seguro que "el coronavirus dejará un gran número de juicios donde estarán afectados los seguros". Cuestionado sobre en qué ramos podría incidir más indica que igual que hay pólizas como Salud, Asistencia en Viaje o Autos que sí quedan cubiertos, cabe la pregunta de "qué pasa en un seguro de lucro cesante", cuestiona.

Explica que un asegurado suscribió esta póliza "por si tuviera una serie de pérdidas y viene una causa de fuerza mayor como es esta". Cree que en estos casos "sí es donde se va a poder discutir si esta causa de fuerza mayor permite a las aseguradoras decir: 'Mire, yo he cubierto estas circunstancias para unos supuestos normales y no para unos que no estaban en absoluto previstos, ni eran previsibles que en ningún momento pudieran ocurrir'".

Cláusulas especiales

Considera López y García de la Serrana que se trataría de algo similar a aplicar 'rebus sic stantibus', una cláusula que dice que si las circunstancias han variado invalida la obligación y que se aplica en circunstancias excepciones. Entiende el abogado que en su opinión, y ante un seguro de lucro cesante, "la aseguradora sí podría tener argumentos para estimar que este estado de alerta supone una causa de fuerza mayor para no hacer frente a dicha póliza" que está basada en las condiciones económicas del mercado y este momento actual afecta a estas condiciones, determina.

Observa que este hecho del aumento de los litigios después del Covid-19 no se producirá únicamente en los seguros, sino que más bien será un reflejo de toda la sociedad. No son despreciables las preguntas acerca de contratos de alquiler que se harán empresarios que han visto cortados sus ingresos de buenas a primeras y a los que los arrendatarios les pedirán su pago mensual; o también qué ocurrirá con los pedidos realizados por empresarios realizados bajo unas circunstancias.

El abogado consultado cita 3 sentencias del Tribunal Supremo -dos de 2014 y otra de 2015- que ponen su pensamiento "de manifiesto". Estos fallos se dictaron al calor de la crisis económica de 2008 y versaban sobre el cumplimiento de contratos. Señala el experto que "la norma general habla de 'pacta sum servanda' -cumplir lo pactado-, pero la excepción es la 'rebus sic stantibus' y te permite decir que cumplo lo pactado en circunstancias normales". Por lo tanto, el momento actual no fue tenido en cuenta cuando se suscribió el acuerdo y "esto es lo que dicen estas tres sentencias del TS y permiten la resolución del contrato aunque no estuviera pactado".

Por lo tanto, el momento actual no estaba previsto y a juicio del experto, las compañías de seguros podrán "perfectamente argumentar una causa de fuerza mayor para querer entender que no hay cobertura".

A pesar de esto, el abogado sostiene que "todo es discutible" porque hay seguros como el de Caución que durante la crisis económica "no dejó de prestar atención y precisamente estaba para los impagos".

Entiende que "se tiene que ir seguro a seguro y cláusula a cláusula, y sólo veo la posibilidad de fuerza mayor en casos muy reducidos, supuestos como lucro cesante". Determina que "la norma general es que los seguros van a seguir cubriendo".

Estado de alarma

Al inicio del estado de alarma se generó cierta duda sobre si los seguros cubren o no si alguien se salta el confinamiento marcado. En este sentido, el presidente de la Asociación Española de abogados especialistas en RC y seguro considera que "con carácter general entiendo que los seguros siguen cubriendo, salvo casos muy excepcionales que habría que ver en el condicionamiento de las pólizas, pero con carácter general sí".

Aclara que una cuestión es faltar a una norma administrativa y cuestión distinta es que un seguro no cubra algo. Lo ejemplifica señalando que un seguro de circulación cubre aunque el conductor se salte un stop o un semáforo en rojo: cubre precisamente, explica, "la culpa, la imprudencia, te cubre aunque vayas a un exceso de velocidad. No cabe excepciones frente a terceros, ni en el caso de alcoholemia". En este caso cubre frente a terceros, aunque luego la compañía pueda repetir. Si no ocurriera esto, "no tendría sentido que únicamente cubriera un seguro cuando haces bien las cosas", concluye.