¿Qué formación han necesitado Antonio Huertas, Ignacio Mariscal o José Luis Ferré para llegar a CEO?

¿Qué han estudiado Antonio Huertas, Ignacio Mariscal, José Luis Ferré, Olga Sánchez o Ignacio Eyries? Los máximos directivos de los 25 principales grupos aseguradores españoles son licenciados. Casi el 50% tiene formación en Económicas y Empresariales y el 24% en Derecho. El resto, un 12% son ingenieros y otro 12% son licenciados en Medicina como es el caso de los directivos de las organizaciones centradas en Salud Francisco Ivorra y Enrique de Porres (Asisa), o Josep Santacreu, CEO de DKV.  A la luz de los datos, parece necesaria una licenciatura para llegar a puestos de responsabilidad en las compañías pero, ¿Están sobrevalorados los máster? ¿Aprender dentro de la propia compañía nos puede llevar al éxito? ¿Son más importantes las habilidades que los conocimientos técnicos? El ejemplo de los principales directivos de los grupos aseguradores españoles nos da las claves.

Algunos de quienes han llegado a puestos de alta responsabilidad han optado además por combinar Derecho y Empresariales a través de Icade como es el caso de José Mª Serra (Catalana Occidente) e Iñaki Ereño (Sanitas) o en la Universidad de Deusto donde estudió Ignacio Mariscal (Reale). Suben hasta el 44% los que han complementado su formación con un MBA o un programa ejecutivo similar en prestigiosas escuelas de negocios como Esade, o IESE donde completaron su formación Ignacio Eyries (Caser), Pedro Palacios (Seguros RGA) entre otros, Stanford por cuyas aulas pasó Josep Santacreu (DKV) o incluso Harvard como en el caso de Tomás Alfaro, consejero delegado de Aegon, quien completó así su licenciatura en Medicina.

Un caso curioso en el sector es el del presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, quien además de licenciado en Derecho por la Universidad Complutense es notario en excedencia.

Actuario, un valor seguro

A quien le atraiga el mundo del seguro, formarse como actuario parece un valor seguro para poder alcanzar puestos de responsabilidad dentro de las compañías. Así, un 24% de quienes ostentan la mayor responsabilidad en las empresas son actuarios. Tal es el caso de la recientemente nombrada CEO de AXA, Olga Sánchez, que ha complementado su licenciatura en Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense. José Boada, presidente de Pelayo, o Iñigo Soto, CEO de Helvetia, son otros actuarios de profesión, además de la CEO de Nationale-Nederlanden, Cornelia Coman, Joan Castells de Fiatc y José Luis Ferré (Allianz)

Una 'rara avis' en el sector

Pero sin duda el caso más llamativo en el sector seguros es el de Antonio Huertas, presidente de Mapfre. Huertas lleva años siendo el directivo de seguros mejor valorado por importantes consultoras como Merco, además de haber recibido, entre otros, el premio a Mejor Empresario del Año por la Cámara de Comercio Brasil-España en el año 2014.

El presidente de Mapfre es licenciado en Derecho, pero no cuenta en su curriculum con ningún master de ninguna gran escuela de negocios. Eso sí, su formación ha sido y es continua y su "secreto" sin duda "radica en su personalidad", en su pasión por lo que hace, en su "capacidad de reflexión y en haber crecido profesionalmente dentro de Mapfre", donde entró como becario a finales de los años 80. "Cuando entras a trabajar en una organización no te cuestionas dónde entras a trabajar. Tener un empleo ya es una gran oportunidad", declara el primer ejecutivo de la aseguradora. Y confiesa con sentido del humor que "mi aspiración era ser abogado dentro de la empresa y no me ofrecieron nunca esa oportunidad". Ha pasado por diferentes puestos dentro de la organización, desde puestos técnicos, comerciales o de gestión y asegura que "es bueno conocer la cocina y estar dentro de la organización para poder hablar de tú a tú con la gente y para sentirte, ellos muy confortables, y tú seguro de que lo que haces tiene fundamento. Estoy muy orgulloso de conocer la organización desde dentro". Estamos quizá ente el vivo ejemplo de que no solo la formación, sino también las habilidades son la clave del éxito empresarial.