Insurance Europe explica a la CE los 3 puntos que hay que revisar de Solvencia II

El presidente y CEO de Insurance Europe, Andreas Brandstetter, ha participado en un encuentro dentro de la Comisión Europea sobre la revisión de Solvencia II en este 2020. Allí, ha expresado que el excesivo conservadurismo obstaculiza el papel de las compañías de seguros para ayudar en la transición hacia una economía sostenible y proporcionar los productos a largo plazo que demandan los clientes. De manera clara, ha indicado que "Solvencia II es buena" pero "no perfecta" y ha dibujado los 3 aspectos que en opinión de los aseguradores europeos debería conducir la revisión de la directiva comunitaria.

Estos 3 aspectos son: reducir las barreras para los negocios y las inversiones en el largo plazo, conseguir que la proporcionalidad funcione en la práctica y, por último, reducir el volumen de informes.

Indicó Brandstetter que la revisión de Solvencia II es "la oportunidad adecuada para mejorarla" y dejó claro que "no necesitamos revolucionar" este marco normativo "o desarrollar soluciones a problemas que no existen". Afirmaba que "para ser sincero, es muy difícil entender por qué uno de los regímenes prudenciales más prudentes y conservadores del mundo necesita mejoras prudenciales".

Aseguró en su discurso a la CE que lo que necesita Solvencia II hoy es una "revisión focalizada y enfocada" a los 3 aspectos indicados. Una posición que en principio no concuerda con la de Eiopa que ha presentado hasta 120 medidas para revisar en la futura revisión de Solvencia II.

En su discurso destacó también que "es vital" conseguir que la directiva solucione problemas de las compañías en el negocio a largo plazo. Esto significa, a su juicio, abordar los problemas de medición y tratamiento del capital para los ahorros y las garantías, y así contribuir con los productos necesarios a cerrar el gap de las pensiones en el continente. Siguiente con cuestiones para el negocio a largo plazo mencionó que la medición y calibración de la directiva "no está en consonancia con los riesgos actuales". Sostiene que cada vez se comprende más que los riesgos de la inversión en este negocio y sus garantías "son más bajos que los que asume Solvencia II". Esto se puede traducir, menciona, en que los consumidores no tengan acceso a los productos que les gustan.

Discrepancias con Eiopa

Aportó en su ponencia las diferencias con Eiopa en varios puntos. Indicó el presidente que mientras las tasas sean bajas y negativas "es imposible" predecir de manera precisa hasta qué punto de negatividad se puede llegar. Aun así, lamenta que el regulador europeo de seguros haya hecho unas predicciones que "las aseguradoras argumentarían que son completamente teóricas, extremas e injustificadas".

Afirma que existe un marco de riesgo sistémico, pero Eiopa "ha propuesto ideas para dorarlo" en Europa. Algo que en su opinión no tiene sentido dada toda la protección que ofrece Solvencia II y "definitivamente no ayuda a que los aseguradores europeos sean competentes a nivel mundial".

Concluyó su discurso en la comisión señalando que Europa ha establecido un camino ambicioso "hacia un futuro sostenible" y aquí aseguró que el sector asegurador juega un papel clave. Indicó que los seguros "tenemos la capacidad para apoyar los objetivos" europeos y "desempeñar un rol destacado" en la búsqueda de una economía sostenible.

Aclaró que este papel únicamente lo pueden jugar "con todo nuestro potencial" si "tenemos una adecuada normativa de Solvencia II".