Juan A. Marín (Fecor): "Las corredurías nos tenemos que convertir en empresas adaptadas al entorno"

Juan Antonio Marín, presidente de Mediavanz y recientemente elegido presidente de Fecor, ocupará el cargo los próximos dos años. Con él hablamos del "interesante momento" que vive la mediación en nuestro país y en declaraciones a Grupo Aseguranza afirma no tener miedo a la adaptación a la IDD. "No va a ser para tanto", señala. Insiste, además, en la importancia de la formación y en seguir trabajando para ofrecer al cliente el asesoramiento que demanda.

- Desde tu punto de vista, ¿cuál es la situación actual de la mediación?

Es un momento interesante, casi parece que llevamos toda la vida diciendo que 'este año es el importante', pero realmente este año es importante por el impacto de la IDD que, sea cual sea, al final la realidad es que entra en vigor una nueva normativa a la que tenemos ajustarnos.

Por otro lado, sigue siendo un año importante a nivel de asociaciones porque sigue habiendo mucho movimiento en cuanto a temas de concentración de corredurías; el movimiento asociativo está muy vivo y es un año muy importante para el empujón definitivo del estándar de la EIAC.

Según se vaya avanzando en la implementación del estándar tendremos cifras más exactas. Ahora mismo hay cifras dispares, pero entre los asociados de Fecor fácilmente llegamos al 90% de las corredurías adaptadas a lo que ya está operativo de EIAC. El deseo de todos es que vaya progresando y podamos trabajar más fuerte en todos los procesos administrativos y de comunicación con las corredurías a todos los niveles.

- Una de las cuestiones que se plantea muchas veces es la relación corredurías-compañías. ¿En qué crees que se puede mejorar?

En las relaciones con las compañías en general hay buena sintonía. En este tema del EIAC está claro, hemos llegado a un acuerdo porque todos vemos las ventajas.

En el tema del uso de los datos hemos dado un paso importante con una guía pactada entre Unespa, Fecor, Aunna, Adecose y el Consejo. Es un marco de mínimos al que nos podemos acoger, aunque después cada uno pueda irlo desarrollando en su labor con las compañías. Todos estamos en sintonía por trabajar por la mejora y el entendimiento de las partes.

Es verdad que en los últimos años se ha balanceado mucho trabajo desde las compañías hacia las corredurías, nuestras estructuras se han cargado un poco más de complicaciones administrativas, pero es algo que las dos partes entienden y de lo que se trata es de que cada uno tenga que atender la parte de negocio que le corresponde.

- La mediación tiene puntos fuertes y algunos débiles ¿qué crees que tiene mejorar? ¿Cuáles serían sus puntos débiles?

Si hablamos de algo que fortalecer quizá es que el ritmo del mercado te lleva a más exigencias formativas, los equipos tienen que estar cada vez más formados. No me gusta hablar tanto de debilidades como de cosas que hay que mejorar. Ya lo he comentado más veces, nos tenemos que convertir en empresas adaptadas al entorno que tenemos ahora mismo. Las cosas están cambiando en todos los sectores, y nosotros no estamos ajenos a lo que sucede en otros sectores amenazados por mucha competencia, por las grandes empresas que trabajan en Internet de forma global… Hay que seguir trabajando para mejorar la eficiencia de nuestras estructuras e ir buscando lo que el cliente nos demanda, y lo que nos demanda es un asesoramiento correcto e ir acercándole los productos que realmente necesita.

- Hablabas de formación y en cambio la IDD rebaja el número de horas para acceder a la profesión. ¿Cómo lo valoras?

Una cosa es la formación para tu actividad, la que sea obligatoria, y otra la necesaria para el ejercicio de tu actividad. Debemos ser conscientes de que tenemos que ser muy exigentes. Se habla de talento, de incorporación de talento a los equipos, de gente con formación específica allí donde te quieras especializar, pero por otro lado hay que estar en reciclaje continuo. Que tu equipo esté trabajando contigo y ya esté habituado no significa que tengas garantías de funcionamiento correcto. A los equipos tenemos que seguir dotándolos de formación continua por una cuestión no de obligación sino de estar próximos a lo que la realidad te pide.

- ¿No hay miedo a la IDD?

Es que no son tantas las novedades como que estemos todos acogidos a un marco homogéneo. Estamos en un sector regulado y estamos acostumbrados a tener que adaptarno. También estamos acostumbrados a que en un momento dado se nos requiera que, desde nuestras empresas, demostremos que lo estamos correctamente. No es que te dé miedo que entre una normativa o no, es simplemente que tienes que ver dónde te tienes que adaptar, dónde tienes que mejorar y acogerte a lo que la Ley te pide. Hay aspectos más llamativos como lo de las cuentas separadas… hay diferentes opiniones, hay debate y habrá que ver al final cuál es el criterio. La IDD no va a ser para tanto.

- ¿Qué te lleva a participar en Forinvest? 

Como presidente de Fecor casi es obligado estar aquí, es el evento más importante del sector. Afortunadamente cada vez se nos requiere más para que participemos y estemos presentes. Se trata de que la Fecor que quiero representar esté en los sitios donde se está hablando de la mediación, de las corredurías de seguros. Forinvest se ha convertido en un foro importante en el sector que ya no es evento local, es un evento nacional.

Me gusta el formato de ponencias, pero también me gusta la parte de la feria porque este sector es de mucha relación. Me gusta que sea un foro de encuentro donde puedas compatibilizar jornadas técnicas con relaciones.