Línea Directa: "Estamos en la estrategia de aumentar clientes a costa de sacrificar facturación"

Línea Directa ha presentado sus primeros resultados después de la salida a bolsa que afrontó el pasado mes de abril. La entidad ha caído ligeramente en el beneficio durante el primer semestre, aunque explica el consejero delegado, Miguel Ángel Merino, que la verdadera comparación es 2019 y sobre ella el beneficio se supera por encima del 8%. 

La aseguradora resaltó los datos de los primeros seis meses que ya había avanzado a primera hora del día. En ellos notificó un crecimiento en primas del 1% hasta superar los 456 millones y un destacado crecimiento en número de asegurados del 4,5%, 140.000 que suma un total de 3,3 millones.

Esta fue una de las primeras cuestiones que abordó el consejero delegado en el turno de preguntas: ¿Por qué la cartera crece mucho más que las primas? Subrayó dos argumentos en este sentido: por un lado, indicó que a raíz de la pandemia y el momento económico actual la aseguradora ha decidido "reducir primas a buena parte de los clientes". La segunda razón es que "estamos en la estrategia de captar clientes a través de primas competitivas y sacrificar la facturación".

Minutos antes lo explicaba también señalando que confía crecer "considerablemente" en Hogar y Salud y apunta a una mejora de medio punto en Autos para el final de año con la "estrategia de aumentar número de clientes, aunque sea a costa de sacrificar algo de facturación". Sobre el ramo de Autos y las primas también apuntó que la caída de las ventas les afecta porque cuenta con alta penetración en coches nuevos y normalmente la prima es más alta.

En estos momentos, Línea Directa cuenta con una cuota de mercado en Autos que llega al 7%, al 3% en Hogar y del 0,3% en Salud, a través de Vivaz, que empezó a desarrollar a finales de 2017.

La política mencionada sobre las primas la afronta Línea Directa con un ratio combinado del 85,5% después de mejorarlo en 0,2 pp, y un ratio de gastos del 20,2% y el de siniestralidad en el 65,3%. Además, hasta junio la aseguradora alcanzó un ROE del 34,9% y un margen de solvencia del 203% que no verían con malos ojos rebajarlo hasta el 180% y así tener una "mejor política de dividendos", otro de los objetivos que dejó claro el máximo directivo de la entidad. El primer dividendo a cuenta de Línea Directa fue de 26,6 millones de euros.

Más siniestralidad

Otra cuestión destacada fue acerca de las previsiones para este año apuntó el directivo que "estamos en buena línea" y señaló que se "conformaría con la línea actual", siempre con la referencia de 2019.

Espera también que "siga aumentando" la siniestralidad en Autos debido a la frecuencia; en Hogar dependerá de lo que pase con el Covid y el uso de los hogares, y en relación a Salud indicó que gran parte de los tratamientos se dejaron a un lado el pasado año y se están recuperando.