La mediación apuesta con decisión por mirar a otros ramos

El segundo día del VII Congreso de Fecor se dedicó más a la parte de negocio del corredor. En una primera mesa, presidentes de asociaciones que componen la federación analizaron los desafíos a los que se enfrentan en un futuro cercano. Uno a uno fueron respondiendo a cuestiones como formación, comunicación, cómo ayudar a los pequeños en su transformación digital, el nuevo consumidor o la innovación.

Relacionado con la innovación se abordó la cuestión sobre en qué negocios debe centrarse el corredor de hoy y el de mañana. El presidente del Grupo Intercor, Miguel Antonio Álvarez, apuntó que la innovación hay que afrontarla "nos guste o no"; indicó que "si no somos activos nuestras carteras se van a reducir". Por ello, recomendó "mirar a otros ramos y no tanto Auto y Hogar" porque otros actores han entrado en estos negocios. Estos 'nuevos ramos' para los corredores deben ser aquellos "más profesionales, donde podamos generar más valor y demostrar que somos necesarios".

Sobre este asunto, en conversación con Aseguranza, el presidente de Euskalbrok, Juan José Ruiz Maguregui, señalaba que esto es un "convencimiento puro" entre los mediadores. Explica que los "seguros masa, más sencillos, nos vamos a encontrar con una gran competencia con la banca, las agencias de viajes, los concesionarios de coches o los comparadores". Asegura que el corredor se tiene que "profesionalizar en el sentido de ser especialista de lo que el cliente necesita. Estamos todos en el campo de juego pero cada uno tiene una posición y no se puede ir por todos los lados del campo". Tampoco esconde que la comisión es más elevada, "aunque ante un siniestro también conlleva más esfuerzo y más trabajo".

Tampoco renuncia a nada puesto que "no se trata de dejar de atender seguros masa porque el cliente también reclama esos seguros. El que tiene una pyme, también tiene un coche o una casa".

Explicar mejor

Otra cuestión importante fue la comunicación. La presidenta de Anacose, Silvia Manjón, considera que lo hacen bien y ponderó la cercanía en el trato y la agilidad, aunque se puede mejorar, dijo. El camino a mejorar parte del uso de las tecnologías y la adaptación a las nuevas formas. No obstante, resaltó que desde las asociaciones hay que dar paso para "trasladar a la sociedad quién es el corredor, que se nos conozca por nuestra valía y profesionalidad", con el fin de que "cuando el usuario piense en contratar un seguro, que lo haga con nosotros".

En relación con la transformación digital y cómo puede llegar a los pequeños indicó Manjón que en cuestión de software están adaptados, pero hay que impulsar el mundo de la inteligencia de negocio, el aprovechamiento de los datos, la eficiencia o el uso del big data. Detalló que en su asociación también se han llevado a cabo formaciones sobre las redes sociales y cómo sacarlas partido.

Tomás Rivera, presidente de Espanor, abordó la cuestión del nuevo consumidor con sus nuevos hábitos: resto importancia al considerar que consumidores hay tantos como personas, sólo que ahora las situaciones y los cambios son muy rápidos. Recomendó tener claros los objetivos, que "quizá no vayas a conseguir pero que te hace moverte", y trabajar en la omnicanalidad y que realmente el cliente pueda acudir al corredor desde donde él quiera.

Por su parte, el presidente de Mediavanz, Juan Antonio Marín, dio una visión del mercado señalando que lleva tiempo hablando de la reducción del número de corredores, "pero no parece", señaló. Manifestó que preocupan "los actores latentes como la banca". Por todo ello, destacó que "el protagonismo en el futuro lo va a tener el asesoramiento; será el éxito de nuestros negocios, tendremos que justificar que somos una parte importante". En línea con lo hablado señaló que "vamos a perder cuota" y por ello "habrá que dirigirse a segmentos donde podamos aportar valor".

Dicotomía

En la clausura del congreso Raúl Casado, subdirector general de Autorizaciones, Conductas de Mercado y Distribución de la DGSFP, en referencia al lema del encuentro precisó que el número de altas de corredores es tan cierto como el componente tecnológico.

Sobre el mercado, advirtió de que "vamos a una dicotomía entre No Vida y Vida Ahorro". En la parte de No Vida, señaló que "todos queremos agilidad en la contratación y el servicio", mientras en Vida Ahorro "hablamos de asesoramiento". Porque, a fin de cuentas, "siempre va a haber una persona detrás", expresó.

Desde el punto de vista tecnológico, admitió que la Administración tiene que hacer sus deberes. Primero, con el Sandbox, sobre el que se está a la espera de la aprobación de la norma; segundo, con el hecho de que supervisor y regulador tienen que reaccionar de manera rápida a los cambios y novedades. Como ejemplo apuntó que la DGSFP se reúne con insurtech, "que son especialmente ágiles y que a su vez necesitan agilidad, igual que el mercado".

Concluyó afirmando sobre el papel de las asociaciones que hay que mantener su talante productivo y constructivo.