4 soluciones de movilidad para la vida futura en carretera

Desde robots sensibles dotados de Inteligencia Artificial (AI) en la fabricación y potentes ordenadores para la movilidad conectada y automatizada, hasta hogares inteligentes. En el Bosch ConnectedWorld 2020 se demostró lo que IoT ya está haciendo posible hoy en día, y qué soluciones facilitarán la futura vida diaria en la carretera, en el hogar y en el trabajo.

Ya están en marcha las soluciones para la movilidad de hoy y de mañana. La primera presentada por la empresa alemana Bosch se basa en la potente computación para la arquitectura electrónica del futuro, las computadoras de vehículos. El aumento de la electrificación, la automatización y la conectividad están planteando demandas cada vez mayores en la arquitectura electrónica de los vehículos. Una clave para el futuro reside en las nuevas unidades de control de alto rendimiento.

En los servicios para electromovilidad, la batería en la nube de Bosch prolonga la vida útil de las baterías de los coches eléctricos. Las funciones de software inteligente analizan el estado de la batería en función de los datos en tiempo real del vehículo y su entorno. Reconoce los factores de estrés de la batería,  como la carga rápida. "Sobre la base de los datos recopilados, el software calcula medidas para contrarrestar el envejecimiento celular, tales como procesos de recarga optimizados que significan menos desgaste. 'Convenience Charging', la solución integrada de recarga y navegación de Bosch, permite una estimación precisa de la autonomía, una planificación de rutas que incluye paradas para recargar, así como recargas y pagos idóneos", detalla la compañía.

Otro puntal es la electromovilidad para largas distancias con el sistema de pila de combustible. Las pilas de combustible móviles ofrecen grandes autonomías, una corta duración del repostaje -con hidrógeno producido con energía renovable- y un funcionamiento del vehículo sin emisiones. Bosch ha avanzado que planea comercializar módulos de pilas de combustible perfeccionadas junto con la compañía sueca Powercell.

Y el cuarto aspecto se refiere a los productos conectados que salvan vidas. Disponible como una aplicación para smartphones, esta solución de conectividad transmite información a los servicios de emergencia a través de los centros de servicio de Bosch. La solución requiere la detección automática de accidentes, por ejemplo, a través de los sensores del teléfono móvil o de los sistemas de asistencia del vehículo.

Electromovilidad, ecosistema digital para la agricultura inteligente, robots sensibles, edificios pensantes… queda mucho por ver, pero ya está en desarrollo.