¿Por qué no despega el seguro de Dependencia?

En un país cada vez más envejecido y con una de las mayores esperanzas de vida del mundo, sorprende que el seguro de Dependencia no acabe de despegar. Aseguranza ha planteado esta cuestión a dos de las compañías más involucradas en esta modalidad y sus responsables coinciden en que la falta de concienciación social sobre el problema de la dependencia es una de las principales causas de que no encuentre su hueco en el mercado. Otra, los insuficientes incentivos fiscales.

Según datos del sistema de Atención a la Dependencia, en España la cifra de personas dependientes ha aumentado un 4,8% en 2018 alcanzando 1.276.183 personas, pero lamentablemente 1 de cada 5 no recibe ningún tipo de prestación. Además, existe también un importante número de 'dependientes ocultos' que podrían rondar las 330.248 personas.

Por otro lado, aunque la Ley de Dependencia está en vigor desde el año 2006, su dotación presupuestaria siempre ha estado en entredicho. Los PGE de 2019 nunca aprobados contemplaban un aumento del 59,3% en esta partida que alcanzaría los 2.232 millones de euros, pero parece que aún tendremos que esperar.

En este contexto, Juan Carretero, director del Área de Productos de PSN, es uno de los más firmes defensores del producto. Reconoce que su impacto en la compañía es "inapreciable, ya que no alcanza ni el 1% del beneficio", pero "a pesar de ello para nosotros es un producto estratégico porque confiamos en su potencial futuro". Insiste en que para llegar al nivel de otros países de nuestro entorno "es necesario que cambie el mercado, apoyado en un fomento de la concienciación en la sociedad y en un aumento de las ventajas fiscales que ofrecen estos productos".

En la misma línea se pronuncia Miguel Aldalur, director comercial particulares Vida y Pensiones de Caser. "Hoy en día el seguro de Dependencia no tiene significativo impacto la cantidad de primas emitidas y la rentabilidad obtenida". Pero desde Caser no cejan en su empeño y anuncian que "vamos a lanzar dos innovadoras formas de comercializarlo con dos tipos diferentes de producto, basados en rentas y en capitales, donde aspiramos a ser el referente del mercado español en esta materia".

Y es que el seguro de Dependencia tan solo cuenta con algo más de 40.000 asegurados y primas por valor de 7 millones de euros. Con todo, el crecimiento del último año ya es del 3,4%.

Incentivos fiscales

Carretero insiste en que el principal motivo de que Dependencia esté estancado es que "a pesar de que está muy presente en el día a día de muchas familias, sorprendentemente existe una enorme falta de concienciación con el problema de la dependencia. Además, este es uno de los ámbitos, junto con el de las pensiones, en los que existe una mayor confianza en los sistemas públicos. Evidentemente, a efectos prácticos estos son insuficientes y es necesario establecer un complemento que respalde nuestra calidad de vida". Considera que hay dos aspectos que no están ayudando a su implantación, "y ambos dependen del Estado en la medida en que este producto podría contribuir a descargar su volumen de prestaciones. Por un lado, el seguro de Dependencia cuenta con insuficientes incentivos fiscales como para que resulten un motivo, complementario siquiera, para su contratación. Y, por otro lado, sería incluso interesante poner sobre la mesa la posibilidad de establecer determinados niveles de obligatoriedad en la previsión de las situaciones de dependencia en el conjunto de la población", señala el presidente de PSN. Juan Carretero reconoce además que faltan campañas informativas centradas en este producto. 

Miguel Aldalur (Caser) matiza que las aseguradoras se han focalizado en la venta de productos de Vida Riesgo que cubren el fallecimiento y la invalidez "y esta última cobertura puede llevar a confusión o similitud con las de Dependencia personal". Reconoce que los españoles confiamos en la asistencia pública para esta cuestión pero "en este momento en que en muchas comunidades es escasa o se retrasa mucho en el tiempo, es donde realmente comienza la necesidad y por tanto la oportunidad de crear un mercado". "Es necesario comenzar esa evangelización de las necesidades y bondades del producto", añade. Y hace especial hincapié en recordar que "todas las primas de seguro aportadas son deducibles en la declaración de la renta, lo cual es una gran ayuda para fomentar el producto. Nosotros igualmente hemos decidido incluir servicios como horas de asistente en casa y un servicio de selección de personal de ayuda a domicilio que darán más soporte y ayuda al dependiente y que aportarán un gran valor añadido tal y como nos han dicho estudios de mercado sobre potenciales clientes".

Aunque la ventaja más palpable que ofrecen estos productos es "garantizar que no disminuya la calidad de vida ante una posible situación de dependencia, por razones económicas, ya sea mediante la percepción de una renta vitalicia o un capital a pago único. Lógicamente, este complemento económico tiene otras implicaciones que van mucho más allá: la tranquilidad que supone el poder cubrir todas las necesidades de asistencia y tratamiento necesarios, o evitar situaciones que saturen las posibilidades de la familia", concluye el director del Área de Productos de PSN.