El seguro español se une para captar talento universitario

Una vez más, el sector asegurador español ha demostrado que se encuentra unido a la hora de afrontar todos los retos que se le avecinan. En esta ocasión, Unespa e ICEA han canalizado todos los apoyos necesarios para impulsar, junto a la Universidad Nebrija, una titulación oficial que dé respuesta a las necesidades de talento que tiene el sector: el primer Grado de Finanzas y Seguros. "Hasta la fecha, contábamos con cursos patrocinados por empresas pero es la primera vez que se compromete un sector completo", enfatiza Juan Cayón, rector del centro. Y confirma Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa: "El proyecto se enmarca dentro de una estrategia global para captar talento".

Este nuevo Grado de Finanzas y Seguros comenzará a impartirse (en español y en inglés) a partir de septiembre, ya en el curso 2019/2020. Tendrá una duración de 4 años, estará dotado con 240 créditos, será presencial (aunque tiene carácter técnico-práctico) y se incorporarán asignaturas relacionadas con el seguro desde el primer año. Y, en todo este proyecto, ICEA ha desempeñado un papel clave. "Aportamos profesionales y docentes. Ademas, hemos participado en el diseño del programa y en su difusión", detalla José Antonio Sánchez, director general de la asociación. En concreto, el plan de estudios ha sido elaborado por un grupo de expertos de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad junto con miembros de ICEA, por lo que se garantiza que los contenidos y competencias que adquirirán los estudiantes se van a ajustar a las necesidades reales de las aseguradoras. "Queremos profesionales que tengan la preparación suficiente y que puedan trabajar en el sector al día siguiente de superar este grado". explica José Antonio Sánchez, que envía un mensaje a los futuros alumnos: "¿Por qué es un proyecto redondo? Porque cuenta con una programa de calidad y tiene el respaldo de toda la industria aseguradora, que goza de buena salud". 

Unespa también aporta parte del profesorado, que serán relevantes profesionales del sector en activo, y las aseguradoras acogerán a alumnos para que realicen prácticas dentro de sus organizaciones. Con este grado, el sector se adentra con fuerza en la universidad. "El seguro está infrarrepresentado en la educación. Se estudia muy poco para todo lo que representa en el PIB", señala Joaquín Espallargas, vicepresidente de la Universidad Nebrija. 

¿Qué perfiles busca el sector?

En un principio, el objetivo es "formar profesionales capaces de desempeñar labores de dirección, gestión, asesoramiento y valoración en asuntos relacionados con la actividad de los mercados financieros y el sector asegurador". Aunque Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, no descarta ningún tipo de perfil: "Aseguramos absolutamente todo, por lo que necesitamos a todos los talentos. Además, para que el seguro funcione, necesitamos actuarios, informáticos, ingenieros, médicos, periodistas…".

Aunque precisando un poco más, la finalidad de esta titulación es que los egresados puedan ser expertos en dirección y consultoría financiera, evaluación de inversiones, realización de operaciones con instrumentos financieros, gestión de carteras y patrimonios, diseño de operaciones de financiación o gestión financiera del circulante empresarial. Y más enfocado al sector asegurador, especialista en mediación y valoración de riesgos financieros y actuariales, y gestión de planes públicos o privados de previsión social. 

El seguro saca músculo

Pilar González de Frutos reconoce que el seguro español es un sector "muy estable", que "no aparece en las portadas de los periódicos cuando vienen etapas de vacas flacas" pero que tiene varios problemas por delante. Y precisa: "Uno es su escasa visibilidad. Al seguro no se le da toda la trascendencia que se debería".

Y, para demostrarlo, saca toda la artillería. En primer lugar, subraya que "el seguro es un planeta financiero de 300.000 millones de euros, por lo que no sólo cumple una actividad financiera, sino financiera y actuarial". Para ella, todo esto hace al sector "más complejo" que otros pero entendiéndolo desde una perspectiva de "interesante". A continuación, hace hincapié en su gran estabilidad laboral: "En el seguro, la tasa de estabilidad de empleo es 10 veces mayor que en el conjunto de la economía". Y también destaca su competitividad salarial: "De una lista de 80, el seguro está entre las 10 actividades de la economía española que mejor paga". Por último, pone de relieve los planes de carrera instalados en las aseguradoras, la igualdad de género existente y las ventajas que recoge el convenio sectorial. "El sector asegurador es un muy buen sitio para trabajar", señala.

José Boada, presidente de ICEA, añade que "el sector asegurador cada vez es más competitivo, tecnológico, digital e innovador", motivos por los que "se necesita captar el mejor talento". Insiste en que se trata de una industria "muy atractiva para trabajar" y, al igual que la presidenta de Unespa, pone en valor tres características que ofrece el seguro: "empleo fijo, bien remunerado y posibilidades ciertas de desarrollo".