Solo un 28% de los grupos aseguradores cree que su facturación aumentará en 2020

El pesimismo se ha instalado en el sector asegurador español a causa del Covid-19, según se extrae del I Barómetro de Aseguranza, un estudio que nace con una vocación semestral para esbozar periódicamente una radiografía del sector lo más realista posible. En esta primera edición, publicado en la revista de julio/agosto, han participado 42 grupos aseguradores que representan el 71% de la recaudación total del sector.

Después de tres meses de estado de alarma, casi 7 de cada 10 grupos aseguradores creen que el conjunto del sector cerrará un "negativo" primer semestre en cuanto a facturación. Y, para muchos, la segunda mitad del año tampoco será mejor: hasta un 43% de los encuestados baraja un escenario aún más severo para el seguro a partir de julio. Esta opinión contrasta con la ofrecida por casi la otra mitad de los grupos, que considera que la situación "mejorará" en el segundo semestre. Esta disparidad de criterios refleja la incertidumbre que se está viviendo y el miedo a los rebrotes que ya se están produciendo. Y si la desilusión sobrevuela el seguro es, quizás, porque casi un 55% de los entrevistados considera que la economía "empeorará" en el segundo semestre.

Lógicamente, tampoco son muy halagüeñas las previsiones de facturación que manejan los propios grupos aseguradores, casi en línea con las perspectivas sectoriales. Un 38% confía en que su volumen de negocio acabará incrementándose en el primer semestre a pesar de los vaivenes sufridos por la pandemia, pero un 62% tiene claro que no correrá esa suerte. De hecho, prácticamente la mitad da por descontado que verá reducida su facturación tras los dos primeros trimestres de 2020. Y de este total, 3 de cada 10 prevén un impacto que previsiblemente oscilará entre el -0,1% y el -10%, mientras que un 12% lo ve aún más negro, sospechando que sus ingresos pueden caer entre un 10% y un 25%.

Los grupos aseguradores son más optimistas de cara al segundo semestre. Eso sí, siempre que no haya contratiempos. La mitad de los encuestados augura un aumento en su facturación en los últimos seis meses del año y un 33% predice que, al menos, se mantendrá en los mismos términos. Por el contrario, casi un 17% barrunta que su volumen de negocio continuará en línea descendente.

Pero este arreón final que muchos grupos calculan parece que no será suficiente para salvar las cuentas del conjunto del ejercicio. Aún produciéndose una recuperación tras el verano, hasta un 55% de los grupos sondeados presiente que el ejercicio 2020 finalmente será "peor" que el anterior y un 17% pronostica que será "similar". Únicamente, un 28% apuesta por completar un 2020 favorable en comparación con el pasado año.

Este texto es un extracto del amplio reportaje publicado en el número 262 de la revista Aseguranza, ya disponible para suscriptores. En este I Barómetro de Aseguranza, los grupos aseguradores también se pronuncian sobre sus previsiones en cuanto a inversión y empleo. Además, ponen nota a la gestión del Gobierno durante la crisis del coronavirus, detallan las medidas de prevención puestas en marcha en sus centros de trabajo y hacen balance de su nivel de digitalización tras el auge del teletrabajo. Asimismo, el reportaje incluye el listado de las compañías que han participado en este estudio.