El Tribunal Supremo considera hecho de la circulación un vehículo estacionado en un garaje

La Sala primera del Tribunal Supremo ha condenado a la aseguradora de un vehículo incendiado en un garaje. Resuelve de esta manera un recurso en el que se planteaba si, a efectos de la cobertura del seguro obligatorio de vehículos, constituye un hecho de la circulación el incendio de un turismo estacionado en un garaje privado.

Desestima de esta manera el recurso de la compañía de seguros, que tendrá que abonar los daños en el inmueble y aplica la jurisprudencia del TJUE.

En el caso resuelto por el fallo, un vehículo estacionado en un garaje y que no circulaba desde hacía más de 24 horas, sufrió un incendio originado en el circuito eléctrico y causó daños al inmueble. La aseguradora del inmueble, que pagó en un primer momento los daños, reclamó con posterioridad el pago a la aseguradora del vehículo.

Objetivo proteger

El Gabinete Técnico del área Civil del Supremo explica que la Sala Primera planteó una cuestión prejudicial sobre la interpretación de la Directiva 2009/103, resuelta por el TJUE en sentencia del 20 de junio de 2019. En este fallo consideraba que la interpretación debía guiarse por el "objetivo de proteger a las víctimas de accidentes, que ha sido perseguido y reforzado de modo constante por el legislador de la Unión Europea". Y en este sentido indicaba que "el estacionamiento y el período de inmovilización de un vehículo son estadios naturales y necesarios que forman parte integrante de su utilización como medio de transporte y que no era relevante identificar cuál de las piezas del vehículo fue la que provocó el incendio ni determinar las funciones que desempeña esta pieza".

Resolvió el tribunal europeo que la directiva en cuestión debe interpretarse en el sentido de que está comprendida en el concepto de 'circulación de vehículos', anteriormente indicado, "aun cuando el vehículo llevara más de 24 horas parado en el momento en que se produjo el incendio", reflexiona.

La sala, por lo tanto, condena a la aseguradora del vehículo a indemnizar los daños ocasionados de la vivienda en la que se encontraba estacionado y desestima el recurso de casación.