Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

18 de octubre
08:40 2011
Compartir

El Colegio de Abogados de Madrid quiere crear una mutua de Salud

El Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha convocado Junta General Extraordinaria para el próximo 7 de noviembre para someter a aprobación la transformación de su actual Servicio Médico mediante la constitución de una mutua de seguros a prima fija, con el objetivo ofrecer las prestaciones de asistencia sanitaria a sus colegiados y también a otros colectivos.

El objetivo es, por tanto, crear una nueva entidad que se encargue del servicio. El proyecto de conversión "tiene como finalidad esencial garantizar su continuidad conservando el régimen de prestaciones para sus actuales usuarios. Asimismo constituye una oportunidad de modernización y de ampliación de la atención que reciben todas las personas que lo componen". El Colegio justifica que la creación de una mutua de asistencia sanitaria "es el mejor de los sistemas posibles para garantizar su futuro, ampliar y mejorar sus prestaciones y posibilitar un sistema de incorporación de nuevos asegurados que garantice sus perspectivas de viabilidad".

El Servicio Médico del ICAM ofrece en la actualidad la asistencia sanitaria primaria a sus 47.000 usuarios y beneficiarios, además de todas las especialidades, pruebas diagnósticas, hospitalización y servicio de urgencias.

Necesidad de un nuevo modelo de gestión

La tendencia a la disminución de usuarios y beneficiarios del servicio, el aumento de la edad media del colectivo y el hecho de que el cuadro médico con que cuenta sea exclusivo para Madrid son algunos de los motivos para promover el proyecto y áreas en las que mejorar.

Además, el decano del Colegio, Antonio Hernández-Gil, en su explicación sobre la decisión de la Junta de Gobierno de impulsar la iniciativa afirma que "ha venido motivada en gran medida por la necesaria adecuación del modelo de gestión a la evolución en el número y complejidad de los servicios prestados sin condicionar el equilibrio económico financiero del Colegio y la consecución de sus fines institucionales". "Las finalidades últimas del cambio -añade-, más allá de la transformación jurídico formal del servicio, son la modernización, la ampliación de sus coberturas y ámbito geográfico, con la puesta en marcha de un cuadro médico nacional, así como asegurar la continuidad del servicio y garantizar el mantenimiento del régimen de prestación para los actuales usuarios de más edad".

Una de las principales novedades sobre la situación actual es que se permitiría que puedan formar parte de la mutua los hijos y los familiares de los colegiados, sean o no abogados. También los abogados pertenecientes a otros colegios y los miembros de otros colectivos profesionales, lo que la Junta considera que contribuirá a fortalecer el servicio.

El Colegio, en su calidad de fundador de la futura mutua y si recibe la aprobación por parte de los colegiados, se convertirá en mutualista. Para ello suscribirá -como tomador- una póliza de seguros colectiva cuyos asegurados serán la totalidad de los actuales beneficiarios del servicio médico mientras así lo aconseje el período de transición del sistema mutual. El Colegio aportará al fondo mutual la totalidad de los activos afectos al servicio médico.

Deloitte ha sido la firma encargada de elaborar el plan de negocio de la mutua, con un horizonte de tres años. En él se han previsto los costes de siniestralidad, las partidas de gastos generales, de personal y las inversiones necesarias para su puesta en marcha.

¿Cómo fijará las cuotas? Entre otros aspectos, la apertura a nuevos colectivos y zonas geográficas supondrá fijar para las nuevas incorporaciones cuotas vinculadas directamente a la siniestralidad. Se trata de dotar a la cartera de solidez de modo que para los actuales usuarios del servicio médico se mantengan las prestaciones que ahora disfrutan en condiciones similares. El criterio de revisión de sus primas se basaría en la evolución del IPC del sector sanitario.

Primas de 27,23 millones de euros

Sobre la dotación económica, precisa que "con el fin de cumplir el doble objetivo de dotar a la mutua de los medios materiales necesarios para el desarrollo de su actividad y los recursos financiero-patrimoniales suficientes para garantizar su solvencia, el Colegio aportará a la misma los activos afectos en que se materializan las reservas generadas por el mismo, 4.305.171 euros y la aportación adicional del Colegio por importe de 1.839.254 euros, siendo el importe total de 6.144.425 euros".

En cuanto a las proyecciones económicas para los tres próximos ejercicios -elaboradas según el nuevo Plan de Contabilidad de Entidades Aseguradoras-, contempla ingresos por primas de seguro directo por importe de 27,23 millones de euros en 2012, que se elevarían a 29,53 millones de 2013 y a 31,99 millones en 2014. La siniestralidad prevista para 2012 se fija en 25,46 millones.

El resultado de la cuenta técnica (No Vida) se situaría en 172.853 euros en 2012, cifra que se incrementaría en los dos años siguientes (287.683 euros en 2013 y 316.434 en 2014). El patrimonio en 2012 ascendería a 6,28 millones de euros.

Si la Junta General Extraordinaria da luz verde al proyecto de creación de la mutua, el Colegio presentará la correspondiente solicitud de autorización de acceso a la actividad aseguradora ante la DGSFP.

  Votar:  
Resultado:   3 votos