Grupo Aseguranza

inicio
24 de febrero
10:20 2020

El Colegio de Navarra abre el debate sobre la relación laboral entre agentes exclusivos y compañías

El Colegio de Navarra ha organizado una jornada para analizar el futuro del mediador exclusivo y la importancia de la colegiación.

Covadonga Díaz, doctora en Derecho por la Universidad de Oviedo y Máster en Derecho de Seguros, planteó las dudas legales que suscita el contrato de agencia "por las deficiencias que tiene la propia regulación". Hizo un repaso de las normas jurídicas, entre ellas el Real Decreto-Ley 3/2020 aprobada este mes, "donde se podrían haber incorporado contenidos en materia de contrato de agencia" y, sin embargo, "contiene el mismo régimen jurídico" que la anterior legislación. Díaz, reconoció que "ni los jueces tienen muy bien a dónde agarrarse en algunas cuestiones específicas", porque pese a que la ley establece que hay un contrato mercantil entre la aseguradora y los agentes exclusivos, la realidad es que hay otros indicios, "como el establecimiento de horarios, un itinerario de visitas a clientes o un control de las vacaciones", que invitan a pensar que es una relación laboral.

En todo caso, la experta en seguros, ahondó en las cuestiones más espinosas que fueron el leitmotiv de esta jornada, como los derechos de indemnización, las obligaciones del agente exclusivo o el cambio de posición mediadora.

Invitación a la colegiación

Durante la jornada se reflexionó sobre la importancia de la colegiación. José Solano, exdirector comercial de Allianz Seguros, auguró un futuro "competitivo, atractivo y especializado" donde la mediación jugará un papel importante. Asimismo, invitó a los agentes exclusivos a colegiarse para afrontar con garantías el devenir, ya que el colegio "aporta profesionalización" al agente.

El cierre de la jornada contó con la presencia de Alberto Moreno, presidente del Colegio de Navarra; Reinerio Sarasúa, presidente del Colegio del Principado de Asturias; Miriam Arnedo, agente exclusivo de Allianz y miembro de la Junta Directiva del organismo de la Comunidad foral; y Javier González, agente exclusivo de Pelayo.

Moreno vaticinó que "la evolución del mercado pasa por la unión de los mediadores, tanto agentes como corredores, y por la participación". En este sentido animó a los presentes a colegiarse. "El tener un lugar común de unión nos ayuda, aunque seamos de diferentes compañías", puntualizó Arnedo, que, además, aclaró: "Hoy todos los que estamos aquí somos compañeros, no nos tenemos que ver como competencia. La banca es la competencia".

Javier González, en su turno de palabra, reflexionó al respecto: "¿Todas nuestras nuevas obligaciones se van a traspasar a la banca?, ¿qué se puede hacer desde los Colegios para que la banca, cada vez que entramos por su puerta, nos obliguen a contratar tres seguros?".

Estas preguntas dieron pie a un debate que dejó una respuesta clara: "empujar" a los clientes a denunciar cuando haya indicios de ilegalidades. Tanto el Colegio de Navarra como el Colegio del Principado de Asturias han conseguido, a través de sus gabinetes jurídicos, importantes sentencias judiciales que condenan a la Bancaseguros. "Los colegios podemos y debemos ayudaros a los agentes cuando os topéis que vuestros clientes intuyen malas prácticas bancarias", afirmó Sarasúa.

En el turno de conclusiones, Arnedo pronosticó que el futuro del agente pasa por ser "una figura muy especializada que, si no se sube al carro de lo que está demandando el mercado, se quedará por el camino". Sin embargo, hubo voces para el optimismo. "Tenemos la ventaja añadida de la formación. Estamos en un modelo de negocio de personas con personas", analizó Sarasúa.