Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
06 de septiembre
08:32 2018
Compartir

Una entidad acapara el 82% del ahorro en rentas vitalicias procedente de la venta de patrimonio

Desde enero de 2015, tras la última reforma fiscal, las ganancias obtenidas por las personas mayores de 65 años por la venta de elementos patrimoniales distintos de la propia vivienda habitual, como segunda vivienda, fondos de inversión, acciones, terrenos…, están exentas de tributación si se destinan a la constitución de una renta vitalicia asegurada hasta un máximo de 240.000 euros. Desde el cuarto trimestre de 2016, primer ejercicio completo en el que este tipo de operaciones de seguro pudieron computarse, hasta hoy Unespa ha destacado trimestre a trimestre en el titular de su información sobre la evolución del seguro de Vida los datos sobre la buena marcha de estas rentas vitalicias aseguradas.

Según los últimos datos correspondientes al primer semestre de 2018, el número de asegurados crece a un ritmo interanual del 140,5%, y las provisiones técnicas del 73,5%. Parece, por tanto que las rentas vitalicias aseguradas constituidas a partir de la venta de algún elemento patrimonial van ganando adeptos y se consolidan como sistema de previsión complementario. Pero lejos de lo que pueda parecer por las contundentes cifras de crecimiento, la visibilidad dada por la Asociación Profesional del Seguro y el éxito entre el público mayor de 65 años, no todo el sector, ni mucho menos, está implicado en el avance. De hecho, el negocio se lo reparten muy pocos.

Según los datos detallados que proporciona ICEA, de 57 entidades individuales (de un total de 69 que operan en Vida), que en su conjunto acaparan el 97,4% de las reservas matemáticas de todo el sector derivadas de la transformación de patrimonio en renta vitalicia, solo un tercio gestiona ahorro procedente de estas operaciones (17 entidades de 57).

Pero el dato es, además, engañoso porque solo una entidad acapara el 82,2% de las provisiones matemáticas que atesora el conjunto del sector por este concepto, y el 80% de los asegurados. La reina del mercado es VidaCaixa, que acumula un volumen de ahorro gestionado por estas rentas vitalicias de 1.625,5 millones y 17.531 asegurados, de un total en el conjunto de la industria de 1.977,2 millones y 22.144, respectivamente.

Hay otras dos compañías potentes en el mercado, aunque muy a la zaga de la anterior, Mapfre Vida y BBVA Seguros. Juntos, este trío controla el 90% de las provisiones matemáticas y el 88,5% de los asegurados.