Grupo Aseguranza

inicio
16 de diciembre
11:27 2021
Compartir

El Consejo General eleva a la CNMC dos nuevos casos de abuso de la banca

El Consejo General ha remitido a la CNMC dos nuevos casos acreditados de posibles abusos bancarios en la comercialización de seguros vinculados a la concesión de hipotecas. Insiste es que es una práctica ilegal que vulnera las leyes de Distribución de seguros, General de Defensa de los Consumidores y Defensa de la Competencia. En esta ocasión, indica que los casos se han producido en sucursales del Banco Sabadell, en Vizcaya y Barcelona.

En la documentación remitida a la CNMC se detalla que en la sucursal vizcaína, Banco Sabadell vinculó la concesión de un préstamo hipotecario a la contratación de un seguro de vida a 20 años y el pago anticipado de su correspondiente prima por valor de más de 20.000 euros. Precisa que, "además, la entidad habría instado al cliente a suscribir un seguro de protección de pagos a cinco años, cuyo importe, algo más de 2.300 euros, también se adelantó en un único pago. Estas condiciones hicieron que el usuario, que solicitaba 159.000 euros, tuviera que asumir finalmente un préstamo de 182.000 euros, cuando la cantidad destinada a la hipoteca era muy inferior. La demanda contra el banco se ha interpuesto en los juzgados de Baracaldo, Vizcaya".

En cuanto al caso de la sucursal del Sabadell en Barcelona, afirma que "vinculó la concesión del préstamo hipotecario a la contratación de un seguro de Vida con la entidad, también a 20 años, por un valor de cerca de 15.000 euros, incrementando el valor total del crédito en un 18%. La cantidad que el cliente solicitaba al banco como hipoteca era de 68.000 euros a los que tuvo que sumar el coste del seguro. En este caso, el usuario, tras consultar con abogados, ejerció su derecho de resolución de la póliza por haber transcurrido menos de 30 días desde la formalización del contrato. La aseguradora, Bansabadell Vida, ha reintegrado la prima".

El Consejo General subraya que "no se trata de casos aislados, sino de una estrategia comercial a gran escala que vulnera los derechos de libre elección del consumidor y es claramente abusiva e ilegal. No sólo porque no dan alternativa de contratación fuera de la entidad sino porque, incluso, repercuten sobre el préstamo la totalidad de la prima y les obligan a mantener el seguro con la entidad 20 años".

Si quiere recibir diariamente y GRATIS noticias como esta, pinche aquí