Grupo Aseguranza

inicio
07 de junio
09:00 2019
Compartir

D&O: Si el corredor se mete en el círculo del empresario tiene mucho ganado

"Si el mediador se introduce en el círculo de confianza de la alta dirección tiene mucho ganado para desarrollar el programa de seguros". Así lo destacó Gonzalo Iturmendi, abogado socio director de su propio bufete y secretario general de Agers, durante la presentación del V cuadernillo temático de Fecor 'El seguro de D&O: respuesta al riesgo de alta dirección' presentado ayer en Madrid.

El experto, autor del cuadernillo, explicó que hay que hablar de "este seguro como una pieza fundamental del programa de riesgos asegurados de la organización". Insistió en que es ahí donde hay que englobarlo y no como una póliza de manera individual. Este seguro tendría que ser una consecuencia de la "analítica de los riesgos" que se ha hecho sobre ella.

Resaltó que estas pólizas cubren el error u omisión y la actividad profesional de la alta dirección, ya sean administradores o directores. Por lo tanto, no en otras acciones de estos responsables.

Llamó también la atención sobre la importancia de que una empresa ponga los esfuerzos necesarios para frenar los delitos dentro de ella y apuntó que no se debería firmar una póliza de D&O sin comprobar que la organización tenga un compliance penal. Aseguró que "si no han puesto límites el directivo tendrá que responder porque un gol se lo pueden meter a cualquiera". Señaló que es importante contar con programas contra el acoso y contar con diferentes estándares ISO.

Oportunidad para el corredor

En la presentación de este cuadernillo hubo un debate donde se puso en valor la oportunidad que representa este seguro para los profesionales de la mediación. Néstor Díaz, presidente de la Asociación Cántabra, indicó que D&O es "fundamental dentro de la gerencia de riesgos" y resaltó la importancia de ofrecer un seguro así puesto que alta dirección respondería con su propio patrimonio.

Considera también que la póliza, aterrizada en España en los 90 con primas muy elevadas y para grandes corporaciones, hoy con primas más bajas ha suscitado el interés de muchos directivos en parte también por el crecimiento de las reclamaciones. Apuntó también que es una "herramienta que permite al directivo ser más valiente en sus decisiones empresariales".

Por su parte, el presidente de Euskalbrok, José Ruíz Maguregui, destacó la necesidad de ese seguro por la complejidad de las leyes y el desconocimiento existente sobre las mismas, así como personas malintencionadas que pueden herir a los directivos. Considera también que con el cambio en la ley de sociedades de capital en 2014 la concienciación sobre esta problemática ha crecido.

Cambio del reclamante

Iturmendi señaló que las primas de este seguro cayeron en 2018 motivado por la desaceleración de la economía, aunque mencionó que "los riesgos siguen existiendo". Citó un informe de Crédito y Caución donde se indicaba que las insolvencias están 4 veces por encima a las existentes en 2007, por lo que "tenemos todavía un escenario de crisis".

Argumentó también que la sociedad va cambiando y ha experimentado un importante cambio desde el punto de vista del reclamante y "también del filibusterismo", agregó. A su juicio este incremento de reclamaciones también son "medidas de presión".

  Votar:  
Resultado:   1 voto