Grupo Aseguranza

inicio
05 de febrero
07:56 2021

Asegurar una pandemia tendría costes inasumibles para el sector y para los propios asegurados

Desde el punto de vista de ramos como Vida o Salud, una pandemia no es asegurable. Es un riesgo que no se puede diversificar y el tamaño de esos riesgos es prohibitivo. Por lo tanto, "ni los aseguradores ni los reaseguradores en lo más remoto tenemos suficientes fondos para cubrir costes tan elevados. Pero tampoco los asegurados podrían pagar primas tan altas".

Es la valoración que trasladó Joachim Wenning, CEO del Grupo Munich Re, en el encuentro anual (esta vez virtual) de la sucursal en España, donde lamentó que "es una catástrofe que los estados asuman la responsabilidad para superar otra crisis". Aseveró que los estados necesitan un plan de continuidad frente a catástrofes, nacional o europeo, propuesta ya planteada a los dirigentes políticos y dentro de ese plan "la industria de seguros está dispuesta a jugar un papel importante".

Dos crisis peores que la pandemia

Hoy estamos aprendiendo qué es una pandemia y cuáles son sus consecuencias. El coste económico equivale al PIB de Estados Unidos o al de toda Europa, lo que significa que hay que trabajar un año completo sin ganar nada. Pero el CEO de Munich Re argumenta que aunque una pandemia puede causar "una crisis tremenda", peor aún es lo que puede causar un evento cibernético. "Peor en el sentido de más costoso pero también en el de más inmediato, al no dejar tiempo para desarrollar un plan catastrófico; este plan tiene que existir antes", precisó.

Admitió que no es un placer hablar de riesgos, "pero es una responsabilidad de todos los líderes políticos y empresariales" abordar la resistencia a esos riesgos porque "una vez hecha resulta incluso una ventaja competitiva, importante para un próximo momento de crisis".

Como segunda advertencia de calado llamó la atención sobre el cambio climático porque además de causar eventos más frecuentes y severos, el aumento de las temperaturas "es más importante por sus efectos que una pandemia. Además, es seguro que ocurra". Una crisis de consecuencias aun peores que la pandemia, un problema a medio y largo plazo al que se enfrenta toda la humanidad.

Más facilidades que para un banco

Tim Jehnichen, presidente ejecutivo de Munich Re Sucursal en España, recordó que a su llegada al mercado español le sorprendió la positiva imagen de la industria aseguradora en la sociedad. "En España el banco lo tiene un poco más complicado que las compañías de seguros y hay que mantener, aprovechar esa imagen, que viene de mucha gente que trabaja con el cliente y hace un buen asesoramiento, explica bien los riesgos y vende productos adecuados. Eso es fundamental también para el futuro".

Sobre el actual contexto remarcó la importancia de hablar de los muchos desafíos pero desde un tono positivo: "Una vez se haya superado la pandemia la expectativa es que vamos a ver otros 'años veinte', con mucho crecimiento, actividad".

Insistió en que el reaseguro elimina volatilidad y da tranquilidad, "y en esa línea de asumir riesgos estamos trabajando con nuestros clientes diseñando nuevas formas". También de una apuesta apoyada en la tecnología y en la evolución de soluciones para el entorno ciber, aunque se mostró decepcionado con el desarrollo de este negocio en España, aunque "pasa casi como en una pandemia, que si no te toca crees que solo le pasa al resto".

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, también se refirió a retos como el cambio climático, la necesidad de impulsar el ahorro finalista o la calidad de servicio que presta el seguro, "que se ha visto muy reforzado como consecuencia de la pandemia. Ámbitos de aseguramiento como los seguros de Salud, Hogar o Decesos han estado sometidos a una presión muy fuerte, que además se ha redoblado en los primeros días de este año con los efectos los fenómenos tan adversos. Y estoy convencida de que esta inquietud que genera la pandemia de la seguridad personal, de la búsqueda de mejores servicios y de mayor calidad nos va a poner otra vez en ese reto, al que responderemos con un buen servicio porque para ello el seguro español cuenta con la mayor plataforma de servicios que existe en este país".

Su conclusión sobre el panorama actual es que hay que lanzar un "mensaje muy positivo, el sector asegurador siempre ha estado sometido a retos cada vez más exigentes, siempre los ha superado y esta vez seguro que los vamos a superar y a gestionar estupendamente".