Grupo Aseguranza

inicio
17 de febrero
11:50 2021

Aumentan los accidentes de circulación con patinetes y el número de lesionados y fallecidos

El incremento del uso patinetes eléctricos en los últimos años, debido principalmente a la irrupción de las empresas de sharing y a la pandemia, ha elevado la cifra de accidentes. Solo en 2020 se registraron más de 100 accidentes con víctimas y patinetes, 24 más que el año anterior, con 109 personas que sufrieron lesiones leves y graves y 6 perdieron la vida. Aunque son cifras estimadas debido a que no hay datos oficiales al tratarse de vehículos no matriculados.

El problema es la importancia de las lesiones, como muestra el informe 'Crash-tests de patinetes eléctricos, riesgos asociados y recomendaciones para un uso seguro', realizado por Fundación Mapfre en colaboración con Cesvimap. Una de las principales conclusiones que los atropellos, caídas y colisiones contra otro vehículo son algunos de los siniestros más habituales cuando se circula con un vehículo de movilidad personal (VMP), como un patinete eléctrico. Las consecuencias, lesiones graves, tanto para el conductor de este tipo de vehículos, como para el peatón contra el que choca.

En cuanto a la colisión fronto-lateral, la zona más afectada es la cabeza. También está expuesta a un alto riesgo la zona cervical, que puede llegar a sufrir latigazo en el momento posterior a la colisión y tras golpear la cabeza contra el suelo. En caso de atropello a un peatón menor, que es quien se lleva la peor parte, las consecuencias son daños serios en la rodilla, tórax y cabeza, que suele impactar primero, de forma violenta contra la columna de dirección del patinete, y en después, contra el suelo. También afecta a los hombros, donde recae la masa del conductor y el propio patinete en el momento de impactar contra el asfalto.

En cambio, para el conductor el riesgo de lesión se reduce al 'aterrizar' sobre el cuerpo del peatón atropellado. Actualmente, un tercio de los afectados por este tipo de accidentes sufre traumatismos craneoencefálicos que precisan un ingreso en las Unidades de Medicina Intensiva.

Otros datos del informe muestran que el 98% de los siniestros se producen en ciudades (98%) y, de ellos, el 66% en los carriles para vehículos. En su mayoría por colisiones (60%), atropellos (20%) y caídas (19%). En estos siniestros están implicados coches (66%), peatones (11%), furgonetas (8%), camiones y autobuses (7%) y bicicletas (6%).