Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

10 de mayo
08:48 2018
Compartir

Autos: una situación muy complicada que acabará con expulsiones del mercado

La situación del seguro de Autos es ya lo bastante complicada antes incluso de la llegada del coche autónomo. "La tormenta es considerable. En el corto plazo los que más daño nos vamos a hacer somos sobre todo nosotros mismos con los niveles de competencia y de presión". Es una reflexión de Antonio Martín, director de Estudios y TI de ICEA, en la jornada sobre el impacto del coche del futuro en el seguro, organizada por ICEA en colaboración con Altran.
 
Martín considera que las tasas de crecimiento en 2017 que ha experimentado el ramo son un espejismo, y es muy complicado que se repitan. El impulso llegó de la mano de la mejora económica y el nuevo Baremo de Autos, que al prever un incremento de las indemnizaciones presionó a las compañías para tomar medidas y elevar las primas, lo que supuso una recuperación de la recaudación del ramo. 
 
El director de Estudios y TI de ICEA advierte de que en los últimos años el buen resultado medio de la cuenta técnica (por encima del 7,4%) se ha producido gracias a la aportación de los resultados financieros, "pero más allá de esta aportación, la parte técnica ha ido decreciendo con los años. Vamos a resultados técnicos más bajos o incluso negativos. Hay mucha competencia". 
 

Las 5 principales compañías

acaparan el 72,5% del resultado

de la cuenta técnica

 

El margen medio se seguirá estrechando, pero la situación no es la misma en unas compañías que en otras. De hecho, las diferencias son enormes, "lo que supone que habrá jugadores que tengan que salir del mercado sin necesidad de que llegue el coche autónomo". En 2017, las cinco principales compañías de Autos (de entorno a unas 50) acaparaban el 55,6% de las primas y el 72,5% de los resultados de la cuenta técnica. 
 
Según se explica en el informe elaborado por ICEA y Altran, "en definitiva se puede entender como las compañías con más volumen de negocio, es decir, de mayor tamaño, suelen comportarse mejor en cuanto a la proporción de beneficios obtenida tanto si el entorno económico es desfavorable, así fue en el periodo principal de la crisis (2009-2014); como en un entorno de recuperación y de mejora notable de la economía, como ha sido en los años más recientes (2015 a la actualidad)".
 
Además, Antonio Martín comenta que con la mejora económica "sorprendentemente la frecuencia sigue bajando, lo que ha permitido que el resultado técnico todavía se mantenga en positivo, pero no es lo normal. Los resultados se van a estrechar más en los próximos años. El año 2017 ha sido un pequeño balón de oxigeno".

Martín considera, además, que el elemento más preocupante es que durante los años de la crisis el sector no ha ajustado la estructura de

La presión sobre los márgenes

exigirá crecientes niveles de eficiencia,

lo que favorecerá la concentración

 

costes, "por tanto, qué pasará en el futuro cuando el tamaño del sector siga decreciendo. Veremos fusiones y cambios de modelo de negocio". Este experto asegura que la presión sobre los márgenes exigirá crecientes niveles de eficiencia, lo que favorecerá la concentración: "Las entidades de mayor tamaño, con mayores recursos y capacidad de inversión podrán afrontar con mayores garantías estos planes de mejora en la eficiencia, tendrán una mayor capacidad de innovar, y así, adaptarse a las nuevas condiciones de mercado que los futuros vehículos, con cada vez mayor carga tecnológica, traigan", según se explica en el informe.
 
Ante esta situación, el sector tiene que buscar nuevas fuentes de ingresos. Antonio Martín destaca varias líneas nuevas de aseguramiento que surgirán a raíz de los desarrollos tecnológicos en torno al automóvil, como la ciberseguridad; la RC de productos, que va a cambiar; o la necesidad de nuevas infraestructuras y formación que traerá consigo el coche autónomo. 

 

  Votar:  
Resultado:   8 votos