Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

14 de febrero
09:03 2014
Compartir

AXA evitó más de 63 millones de euros en pagos por fraude en 2013

La lucha contra el fraude permitió a AXA en 2013 evitar el pago de más de 63 millones de euros, una cifra superior en 1,7% en comparación con el año anterior. La compañía ha presentado el ‘I Mapa AXA del fraude en España, en el que plasma la incidencia de esos delitos dentro de su cartera. El estudio se ha realizado sobre 40.000 casos susceptibles o con indicio de fraude, sobre un total de 1,5 millones de siniestros de AXA, como detalló Josep Alfonso, director de Comunicación, Relaciones Instituciones y Responsabilidad Corporativa de AXA.

El pasado año aumentó un 11,3% el número de casos de fraude evitados por la entidad. Desde el año 2007, inicio de la crisis, se han duplicado los casos de intento de fraude. La tasa nacional de fraude es de menos del 1,5% sobre el total de pólizas, por lo que en términos generales se hace un correcto de las coberturas y son pocas las personas que defraudan.

Impactos sobre la prima

El trabajo de la aseguradora para combatir el fraude se traduce en un ahorro en la prima: Por líneas de negocio, evitó que la prima aumentara en 2013 un 5% en Autos, un 27% en RC y un 12,6% en Incendios. Arturo López Linares, responsable de Gestión del Fraude y Recobros de AXA, precisó que el fraude de baja intensidad, de menos de 600 euros, es el que más crece en los últimos años, un 42% desde 2010, y aumentó un 21% sólo en 2013. Mientras, aquellos con una cuantía superior a 600 euros crecieron un 6%.

Sobre el total de ramos, 6 de cada 10 fraudes están en Automóvil (61,3%) del total; el 28,2% en Diversos; y el 10,5% en Multirriesgos. Dentro de Multirriesgos, Hogar acapara el 63,8% y Comercio, el 25,6%. En Diversos, RC registra el 50,02%.

Los intentos de fraude experimentaron un aumento del 28% entre las empresas, por el 10% entre particulares. Sin embargo no identifica un perfil de personas o empresas, sino de “situaciones apetecibles”.

López Linares identificó como los 3 tipos de fraude principales la preexistencia de daños; la reclamación desproporcionada, con 4 de cada 10 casos en los que se solicitaban indemnizaciones por daños que existían antes de la contratación del seguro; y simulación del siniestro. “Tenemos el objetivo claro de pagar lo justo, lo que establecen los baremos”, por eso “nuestro compromiso de detectar el fraude”, insistió.

Las coberturas con más fraude son RC, daños por agua, eléctricos, robo y daños propios/Franquicia. Esa variedad evidencia que “hay consecuencias para toda la sociedad, y es lo que nos sirve de motor en AXA para seguir trabajando. El fraude es un problema de todos”.

El peligro de las tramas

AXA considera que el tipo de defraudador son el oportunista, el ocasional y las tramas organizadas. Y surge un cuarto en los últimos años: El fraude digital. De todos ellos “las tramas organizadas son un verdadero problema” y sólo en 2013 la compañía registró el doble; las más peligrosas son las bandas criminales, que han diversificado sus negocios. “Las tramas nos obligan en AXA a tener un protocolo específico de trabajo”, aseveró el responsable de Gestión del Fraude de la aseguradora. En cuanto al fraude digital, el defraudador usa medios digitales para apoyar su proceso de fraude, especialmente con documentos para justificar siniestros.

AXA insistió en que el primer aspecto en el que invierte para evitar el fraude es la sensibilización. En 2013, la inversión total de la compañía en la lucha contra el fraude fue de 5 millones de euros. Además, en tres años ha aumentado un 17% en tres años el número de personas que luchan contra el fraude, hasta un total de 28.

  Votar:  
Resultado:   3 votos