Grupo Aseguranza

inicio
26 de febrero
16:27 2020

Los bancos utilizan el seguro de crédito integral para mitigar sus riesgos

La directora del Área de Cuenta del Estado de Cesce, Beatriz Reguero, ha sido una de las expertas participantes en la XII Conferencia anual de Cesce. Reguero se ha centrado en los cambios económicos, financieros y tecnológicos que ha sufrido el mercado de crédito en la última década. Los analistas han señalado que una de las consecuencias es que los bancos han empezado a utilizar el seguro de crédito para mitigar sus riesgos y lo están haciendo apoyándose, cada vez más, en las nuevas tecnologías. Las llamadas insurtech y fintech se han convertido, así, en protagonistas activas de este nuevo escenario, tanto en el sector público como en el privado. Una de las últimas tendencias del mercado, según los expertos, será, precisamente, la colaboración entre ECAs y aseguradoras privadas para abrir mercados a los clientes que financian exportaciones.

Por otro lado, Dan Riordan, presidente de Political Risk, Credit and Bond de AXA XL, ha señalado que "seis o siete de las economías que más crecen en el mundo están en África y las aseguradoras pueden servir como catalizador para rentabilizar inversiones allí; siempre hay riesgos, en los países seguros y en los que menos lo son, pero encierran muchas oportunidades". El papel de las aseguradoras es crucial en este terreno y, en ese sentido, "la mayor parte de bancos utilizan ya un seguro de crédito integral, no sólo de riesgo político", ha añadido Andreas Klasen, profesor de International Business y director del Institute for Trade and Innovation (IfTI).

Adaptación a la transición energética y a las nuevas tecnologías

La conferencia abordó temas como la digitalización, la ciberseguridad, la transición energética, el calentamiento global, la progresiva "desconexión" del petróleo, la robótica, la guerra tecnológica entre Estados Unidos y China y el 5G.

El acto ha contado con la intervención, entre otros, de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. La ministra ha subrayado que "digitalización y sostenibilidad son dos palancas para modernizar nuestro modelo productivo y forman parte de la hoja de ruta del ministerio y del Gobierno". Maroto ha señalado que "estamos inmersos en la llamada cuarta revolución industrial y esto es un gran desafío para nuestras empresas"; en este sentido, ha recordado que en España "contamos con un tejido empresarial diverso pero las empresas que se adapten a la transición energética y a las nuevas tecnologías van a sobrevivir". También ha insistido en que "debemos aprovechar el cambio de modelo productivo para impulsar la innovación, crear empleos de calidad y transformar la sociedad y nuestros hábitos de vida". La ministra ha explicado que hay que apostar "por la formación necesaria y también por una transición justa y ordenada. Reyes Maroto ha recordado, además, que el Consejo de Ministros aprobó la declaración de emergencia climática el pasado mes de enero y ha reconocido que "la descarbonización ofrece grandes oportunidades de negocio".  

Durante la apertura, el presidente ejecutivo de Cesce, Fernando Salazar, ha destacado que "la revolución digital ha llegado para quedarse y debemos estar preparados para ello. Y hay que combatir el cambio climático porque en ello nos va la supervivencia", ha dicho.

Las otras dos mesas de debate que completaron la conferencia se articularon en torno a los riesgos de la revolución digital y la sostenibilidad.

Según César Cernuda, vicepresidente corporativo de Microsoft Corporation y encargado de la primera intervención, "la transformación digital está liderada por la Inteligencia Artificial (IA) y uno de los grandes retos es que la IA sea responsable". Además, ha subrayado que la IA "es una economía de escala que va a más" y que, por tanto, "hay que buscar que la nube sea asequible para todo el mundo, atendiendo a criterios de privacidad y seguridad".

Entre los retos más urgentes de las próximas décadas está la digitalización, que ha aumentado el riesgo de ciberataques a nivel global. Éste ha sido uno de los temas que ha abordado la primera mesa de debate, moderada por la directora de Riesgo País y Gestión de Deuda de Cesce, Inés Menéndez de Luarca.

María José Hernando, jefa de la Unidad de Riesgo País de Cesce, ha conducido el segundo debate, en el que se ha analizado la gravedad del cambio climático, constatada por los científicos, y la viabilidad de construir un mundo sostenible, a partir del Acuerdo de París de 2015. La drástica caída del coste de la energía eólica y la fotovoltaica, por debajo de los combustibles fósiles es, según los expertos, un logro sin precedentes. El auge de estas energías limpias está marcando el camino hacia otro de los retos más inmediatos: la necesidad de electrificar la economía para descarbonizar los sectores dependientes de los hidrocarburos.

Además, los expertos han destacado que las energías renovables y el coche eléctrico serán claves para evitar el aumento de la temperatura global por encima de los 2 grados respecto a los valores preindustriales. La Agencia Internacional de la Energía prevé que en 2030 habrá más de 100 millones de vehículos eléctricos.