Grupo Aseguranza

inicio
22 de mayo
08:44 2012
Compartir

Casi 1.500 familias quebrarían cada año si el seguro de Autos no fuera obligatorio

Unespa ha realizado un ejercicio de cálculo para mostrar el papel que juega el seguro obligatorio de Autos en la sociedad española. Tomando como referencia los datos de la estadística del seguro de Autos para el número de accidentes y del Banco de España para la estimación de la riqueza y la renta mediana de las familias, concluye que si los hogares tuviesen que asumir directamente las consecuencias de los daños producidos durante la circulación rodada, 25.000 familias cada año tendrían que dedicar todas sus ganancias a pagar las consecuencias de estos siniestros. Este cálculo se realiza teniendo en cuenta la renta mediana anual recibida por los hogares.

Si se realizan las cuentas sobre todo el patrimonio consolidado de la familia (incluyendo el piso y la segunda vivienda si la tuvieran), 3.650 hogares al año tendrían que dedicar entre el 25% y el 50% de todo lo que poseen a pagar las consecuencias de un accidente de tráfico; 1.612 tendrían que dedicar entre la mitad y las tres cuartas partes; y casi 1.500 familias lo perderían todo.

Estas cifras muestran un aspecto del papel del seguro en la sociedad, un rol que se explica con detalle en la Memoria Social del Seguro 2011 presentada recientemente. Respecto al seguro de Autos, el informe destaca también, entre otras cosas, que a parte de la cobertura obligatoria de RC ante terceros, la más extendida es la de defensa jurídica, que alcanza algo más del 97% de los vehículos; seguida de la cobertura de ocupantes. Casi la mitad de los vehículos están asegurados por roturas de lunas y una cuarta parte de daños propios de vehículos. Por tipo de vehículo, la cobertura de daños propios es propiamente de turismos, mientras que coberturas como la de retirada de carné son también muy comunes en vehículos utilizados por profesionales del transporte, como camiones, furgonetas o escúteres.

Desde el punto de vista de la experiencia al volante o años de carné, hay diferencias obvias. Los vehículos que son propios de profesionales tienen incidencias mucho más elevadas de conductores con más de 10 años de carné, mientras que en los vehículos de dos ruedas y en turismo, hay mayor incidencia de asegurados con baja experiencia. Si se observa el tramo de aseguramiento en los 10 primeros años, en torno al 4% tiene menos de 5 años de carné, y algo más del 10% tiene menos de 10 años.

  Votar:  
Resultado:   6 votos