Grupo Aseguranza

inicio
29 de enero
12:02 2019
Compartir

Un ciberataque global podría costar a las empresas europeas 76.000 millones de dólares

Un ciberataque global ransomware podría costar a las empresas europeas hasta 76.000 millones de dólares según el estudio Bashe attack: Global infection by contagious malware en el que ha participado Lloyd´s.

Un gran ciberataque ransomware, lanzado a través de un correo electrónico infectado que, una vez abierto, se reenvía a todos los contactos y codifica todos los datos de cualquier dispositivo conectado a la red, se difundiría rápidamente por todo el continente, obligando a las empresas a pagar un rescate a cambio de descodificar su información o a sustituir todos los dispositivos infectados. El informe revela que un ataque de ese tipo y a esa escala provocaría enormes pérdidas como resultado de la reducción de la productividad y el consumo, los elevados costes de eliminar los efectos de la infección, los pagos de rescates y de las interrupciones en la cadena de suministro.

Las pymes, las más afectadas

Según el informe, de producirse un ataque global las empresas europeas serían las más afectadas, sobre todo las pymes ya que sus medidas de ciberseguridad son relativamente más débiles.

Por sectores, los más afectados en Europa serían los de distribución, servicios e industrial. A causa del efecto contagio asociado al comercio internacional, cabe anticipar asimismo graves pérdidas indirectas. Además, dado que el 50% de sus mercancías se transportan por mar, el impacto en los puertos europeos y en el transporte marítimo podría afectar indirectamente a todos los demás sectores económicos.

A pesar de estas graves consecuencias, el informe muestra que Europa y la economía global en su conjunto no están preparadas para hacer frente a un ataque de dichas características, estando el 86% de los costes económicos totales sin asegurar.

Juan Arsuaga, presidente y consejero delegado de Lloyd's para España, señala que "cabe anticipar un crecimiento significativo de la demanda de ciber eguros en todo el continente debido a una mayor concienciación sobre estos riesgos y a una mayor preocupación en materia de privacidad asociada a la implementación del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, en sus siglas en inglés). Gestionar el riesgo cibernético es especialmente importante para el sector de la distribución que, podría llegar a soportar hasta un 22% de las pérdidas de 76.000 millones de dólares que se estima provocaría un gran ataque cibernético en Europa. Sin embargo, con un mayor conocimiento de los distintos escenarios que examina el estudio y una sólida cobertura de ciberseguro, las empresas españolas estarán bien preparadas para hacer frente a cualquier eventualidad."

Por su parte, Trevor Maynard, Head of Innovation de Lloyd's, señala que "este informe evidencia el riesgo creciente que los ciberataques plantean a las empresas a medida que la economía global está más interconectada y depende cada día más de la tecnología".  "Las empresas europeas deben cerciorarse de que están mejor preparadas para hacer frente a los ataques de ransomware, lo que incluye colaborar con los aseguradores para reducir los riesgos antes de sufrir un ataque y asegurarse de que cuentan con la cobertura aseguradora adecuada para responder tras el ataque. La realidad para las empresas es que no se trata de si van a ser atacadas, sino de cuándo".

  Votar:  
Resultado:   1 voto