Grupo Aseguranza

inicio
27 de diciembre
11:46 2018
Compartir

Cigna enumera 6 trastornos que pueden agravarse en estas fechas

Los expertos de Cigna han profundizado en 6 trastornos que pueden sufrirse o agravarse en Navidad:

  • Depresión blanca. Más que un trastorno, se trata de un estado de ánimo negativo producido por una serie de estímulos externos y cuyos síntomas se identifican a través de una enorme tristeza, nostalgia, falta de apetito, alteraciones del sueño, ansiedad y estrés. Los adultos mayores o aquellas personas que están en fase de duelo por la muerte de alguien cercano son los más propensos a sufrir este desequilibrio anímico. Para ayudar a estas personas, se recomienda que se les permita tomar parte activa en los eventos programados, involucrarles en actividades propias de esta época (elegir o envolver los regalos), instarles a que hagan el brindis principal, ponerles piezas musicales que relacionen con recuerdos felices y recordarles lo importantes que son.
  • Compras compulsivas. Aquellos que la sufren dejan de entender esta acción como una actividad lúdica o como algo necesario para cubrir una necesidad, y pasan a realizarla de forma compulsiva y sin ningún motivo aparente. Las personas más expuestas a esta adicción son los jóvenes.
  • Trastornos de conducta alimentaria. Las personas con anorexia tienen especial temor a esta época del año debido a que las celebraciones giran en torno a una mesa llena de alimentos altos en calorías. Tampoco es fácil para los que padecen bulimia o síndrome del atracón.
  • Fobia social. Para aquellos que sufren miedo persistente o ansiedad desproporcionada en relación con una o más situaciones sociales, la Navidad y el año nuevo se convierten en un periodo especialmente crítico. La fobia social es un trastorno de ansiedad en el que se teme sufrir situaciones humillantes en público o encontrarse en lugares en los que se pueda ser observado o juzgado.
  • Miedo a los ruidos fuertes. Las personas que padecen ligirofobia o fonofobia sienten un miedo desproporcionado e irracional ante los ruidos fuertes, como petardos, cohetes, globos, descorche de una botella etc. La principal evidencia de este trastorno es un ataque de pánico o crisis de ansiedad.
  • Temor a ser tocado. Este trastorno se denomina afenfosfobia y se trata de una exageración aguda de la tendencia normal de proteger el propio espacio por temor a la contaminación o a la invasión. No se limita a desconocidos, sino que el miedo también se puede presentar ante el contacto con alguna persona que se conozca bien.
  Votar:  
Resultado:   1 voto