Grupo Aseguranza

inicio
14 de enero
08:45 2019
Compartir

La edad media de los españoles se eleva hasta los 43,4 años

De acuerdo con la última información de Cifras de Población, publicada en diciembre de 2018 por el INE, se estima que la población española se situó, el 1 de julio del pasado año, en 46.733.038 personas. Esta cifra supone un incremento interanual de unas 200.000 personas (0,4%), que prolonga el perfil de suave recuperación mantenido tras la crisis, según destaca el Banco de España en el informe Evolución reciente y proyecciones de la población en España.

El incremento de población en 2018 se produjo exclusivamente entre el colectivo de extranjeros, que experimentó un crecimiento interanual del 5%. Por el contrario, el colectivo de nacionales reflejó, por primera vez desde que se tiene información al respecto, un leve retroceso en 2018. Esta evolución elevó el peso de la población extranjera hasta el 10% de la población total, 0,5 puntos porcentuales (pp) más que un año antes, si bien todavía por debajo del 11,6% alcanzado justo antes de la crisis.

El proceso de envejecimiento de la población continúa caracterizando al colectivo de nacionales, cuya edad media prolongó su perfil creciente hasta alcanzar los 43,4 años. Por el contrario, entre la población inmigrante, la edad media parece haber interrumpido la senda ascendente de los últimos años (36,4 años de edad media en 2018).

El crecimiento de la población se produjo a pesar del deterioro experimentado por el saldo vegetativo. Detrás de esta evolución están las significativas caídas reflejadas en el número de nacimientos (–8,5% si se anualiza el dato de 2018, tras el –4,3% en 2017) y el crecimiento de las defunciones, que duplicaría en 2018 (con un 6,7% anualizando el dato del primer semestre) su aumento relativo de un año antes.

Por el contrario, el saldo migratorio acentuó el dinamismo que se viene reflejando a raíz de la recuperación económica y más que compensó el desfavorable comportamiento del saldo vegetativo. Su contribución positiva al crecimiento de la población en el conjunto del año, de prolongarse lo observado en el primer semestre, se situaría en casi 244.000 personas (desde las 163.272 de 2017).

Un crecimiento continuado de la población

El INE publicó, en octubre de 2018, las últimas proyecciones de población para el período 2018-2068. Los resultados del ejercicio de proyección estiman un crecimiento continuado de la población total, hasta alcanzar un nivel máximo en 2048 —muy cercano a los 50 millones de habitantes—, año a partir del que se proyectan moderadas caídas. Al final del horizonte de proyección, en 2068, la población se situaría en torno a los 48,3 millones de personas.

Estas proyecciones representan un aumento de la población total de casi el 4% entre 2018 y 2028, lo que supone una fuerte revisión al alza con respecto a las anteriores estimaciones del INE, que proyectaban un retroceso en torno al 1%. Además, estas revisiones se han trasladado también al colectivo en edad de trabajar. Este mayor crecimiento de la población, en relación con lo previsto en 2016, se trasladaría a un mayor crecimiento potencial de la economía. Así, de forma directa, sin tener en cuenta impactos indirectos sobre la participación laboral, las estimaciones de crecimiento potencial elaboradas por el Banco de España se revisarían al alza alrededor de 0,3 pp anuales en los 10 próximos años.  

  Votar:  
Resultado:   0 votos