Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

25 de octubre
09:00 2018
Compartir

El incremento de tecnología en los vehículos aumenta el coste de las reparaciones

Los automóviles están incorporando más tecnología, cada vez son más complejos, y este incremento de tecnología está provocando que los costes de las reparaciones sean por tanto más elevados. Así la ha explicado Pablo Linares, Business Consultant Director de GT Motive, durante su ponencia en la jornada sobre el seguro de Automóviles organizada por ICEA.

La incorporación de los sistemas de asistencia al conductor (ADAS), la sensorización de los vehículos, ya prácticamente viene de serie en la mayoría de los automóviles. Esto produce un doble efecto, señala Linares. Por un lado, el vehículo es mucho más seguro, pero por otro las reparaciones son evidentemente más caras. Como ejemplo, reparar los sensores de aparcamiento puede suponer unos 120 euros de media; las cámaras suben hasta los 500 euros y los sensores de proximidad se disparan hasta los 800 euros. Además, no solo las piezas se encarecen. También aumenta el tiempo que hay que dedicar a las reparaciones encareciendo significativamente la factura final que deben pagar o clientes o compañías de seguros.

Según un estudio de GT Motive el incremento de media se sitúa en un 14%. De cara al futuro, Pablo Linares confía en que estos incrementos se moderan en consonancia con el abaratamiento de una tecnología más generalizada.

Percepción desde las compañías

GT Motive ha realizado una encuesta entre aseguradoras, clientes, proveedores y reparadores con el objetivo de palpar cómo perciben los distintos actores los cambios tecnológicos en el sector y su impacto.

Desde las compañías, según la encuesta, hay una cierta percepción de que el coste de las reparaciones efectivamente está aumentado. Sin embargo, hasta la fecha solo el 20% confiesa que ya tienen en cuenta esta variable en sus cotizaciones. Un 53% declara que están en proceso de incorporarla.

David Casedemont, director de siniestros autos de Generali, se ha mostrado sorprendido de que casi la mitad de las compañías no hayan apreciado este aumento de los costes de reparación. Evidentemente "vemos con buenos ojos esta evolución, pero tenemos que ser conscientes de estos incrementos", dijo, "porque hay reparaciones que pueden subir incluso un 50%".

El reto para las compañías pasa, indica Casedemont, por ver cómo podemos gestionar estos incrementos. En el entorno actual una subida de primas "lo veo difícil", por lo que hay que hay que poner el foco en los costes de las reparaciones.

Por parte de los clientes, un 60% no es consciente de estos cambios todavía; y por ahora solo un 26,7% considera que su vehículo necesita un taller especializado y que esto podría a la larga influir en el precio final de su póliza.

Todos los ponentes de la jornada coincidieron en que la incorporación de la tecnología a los vehículos va a cambiar el mundo de la reparación, y en plazos muy cortos. Hasta ahora cualquier taller podía reparar casi cualquier vehículo. La aseguradora buscaba el más cercano "nos movíamos por el código postal". A partir de ahora habrá que unir qué tipo de vehículo tenemos, qué tipo de siniestro sufre y qué tipo de taller le hará falta.

  Votar:  
Resultado:   2 votos