Sábado, 17 de noviembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

26 de septiembre
08:07 2018
Compartir

Lenguaje en las pólizas: controversia entre DGSFP y Unespa

Unespa se ha lanzado a la simplificación del lenguaje en el seguro y para ello ha publicado la Guía de buenas prácticas en el uso terminológico. Ahora el despacho de Abogados Blanco y Asociados ha puesto en duda su viabilidad y conveniencia. Ayer, en una jornada en Madrid, Fernando Blanco, socio del despacho, incidió en que los 51 términos que ha seleccionado la patronal para eliminar chocan con la opinión de la DGSFP: "Unespa está diciendo que estos son conceptos oscuros cuando la propia DGS en su actividad tuitiva y de control del ejercicio de la actividad aseguradora los considera claros".

Se consideran así en la Guía Gaspar para asegurados y partícipes realizado por el propio regulador y donde se recoge el vocabulario utilizado dentro del sector a través de un glosario técnico muy extenso.

Blanco apunta también que muchos de los términos cuestionados han sido interpretados ya por los tribunales y a través de un gran número de fallos judiciales que "los han interpretado y no les han parecido oscuros". Por ello, advirtió que hay que tener "mucho cuidado con lo que está diciendo Unespa porque resulta que puede tener un refrendo, por una parte administrativo y por otra en el marco de los propios tribunales".

Junto con la guía del regulador y los tribunales el abogado resaltó que cuando falta una definición hay que acudir al lenguaje común que se explica en la RAE. En este sentido ejemplificó que la Ley de Contrato de Seguro enumera en 49 ocasiones la palabra siniestro sin definirlo, mientras que el diccionario en su 4 acepción lo define para el mundo del derecho.

Posibles distorsiones

Adrián Martínez de Velasco, asociado del despacho, explicó al inicio de la jornada la Guía de Unespa. Señaló que este documento tendría sentido "si se hubiera limitado a establecer unas definiciones en lenguaje sencillo de los términos más complejos que pueden inducir a error a los asegurados".

Manifestó que quitar esas palabras del documento de información precontractual "puede producir unas distorsiones importantes" puesto que esos términos se verán posteriormente en la póliza y "al final tienes el documento y la póliza pero todo se interpretará como un conjunto". Además, este hecho podría tener consecuencias legales por generar "interpretaciones dispares". Con esto, puedes estar consiguiendo "justamente todo lo contrario a lo que se pretendía, que era clarificar al tomador lo que está contratando, cuáles son las coberturas, cuáles las exclusiones…".

Asegura Martínez de Velasco que el documento que se deberá entregar a partir del 1 de octubre para seguros de No Vida, incluido el ramo de Decesos, "pierde su finalidad totalmente porque se da una información muy fácil, muy sencilla y muy asequible que luego no se va a corresponder con lo que venga en la póliza".

A su juicio lo que debería de haber realizado Unespa es establecer un listado de términos mucho más reducido sobre los

Eliminar términos del 

documento precontractual

puede generar más 

confusión a los asegurados

conceptos que considere técnicos o complejos y haberlos definido de manera sencilla pero "sin evitar incluirlos" en el documento precontractual. También reconoce que introducirlos en las 3 páginas de este documento es complicado. De todas formas cree que las definiciones deberían ser mínimas porque la "mayoría de estos conceptos son bastante usados, incluso coloquialmente" y se pregunta quién no sabe qué es un siniestro y afirma que son términos que "no se pueden considerar que sean complicados".

Además, cree que parte de los conceptos que puntualiza Unespa no deberían incluirse porque corresponden al negocio de Vida y otros porque son demasiados complejos para este documento.

Guía de Unespa

La Guía de Unespa recoge hasta 51 términos que divide en 3 bloques: 8 términos complejos que deben dejar de usarse (edad Actuarial, expoliación, valor de mercado…), otros 22 que hay que sustituir por palabras de lenguaje común (baremo, prima única, tomador, vencimiento…) y finalmente una serie de conceptos que al no encontrar un sustituto hay que realizar una breve explicación (a primer riesgo, lucro cesante, mora, sobreseguro, unit linked, infraseguro…).

  Votar:  
Resultado:   2 votos

Artículos relacionados