Grupo Aseguranza

inicio
20 de mayo
11:56 2020
Compartir

La medicina privada pide diálogo con las aseguradoras para buscar soluciones a la crisis del sector

La medicina privada pide diálogo con las aseguradoras para buscar soluciones conjuntas a la crisis del sector y que el futuro de la medicina privada no se encamine a una crisis irreversible.

Desde el Colegio de Médicos de Sevilla se viene alertando de esta situación desde el comienzo de la crisis sanitaria ya que "si el colectivo de médicos de ejercicio libre no recibe ningún tipo de ayuda serán muchos los facultativos que tengan que cesar su actividad, algo que no sólo perjudica al propio sector, sino a la sociedad en general, pues los pacientes verán dificultado su acceso a profesionales sanitarios en el sector privado, médicos altamente cualificados que desde hace años vienen complementan la sanidad privada con la pública ofreciendo una asistencia de altísima calidad de forma muy eficiente", explican en un comunicado.

El sector privado asumió desde el inicio de la situación que tendría que soportar en común las pérdidas derivadas de la crisis sanitaria: esto son las compañías aseguradoras, los grupos hospitalarios y los médicos. "Para ello optamos por reaccionar pronto y con decisión, trasladando nuestra inquietud a los directores de las compañías aseguradoras a través de una carta a mediados de marzo en la que proponíamos soluciones con la invitación a sentarnos en mesas de dialogo en la búsqueda de medidas. Hasta el día de hoy han contestado entre otras, Adeslas, DKV, Sanitas, Mapfre, Asisa, HNA, Cigna, Aegon, Antares y Medifiact. Las respuestas se limitan a abonar consultas telemáticas o a adelantar créditos blandos".

Desde el Colegio de Médicos de Sevilla  consideran que el abono de las consultas telemáticas "es insuficiente por poco útil, pues el teletrabajo en medicina es, en la mayoría de especialidades, improductivo". En cuanto a los créditos, piensa que "dejan al médico en una posición deudora, algo que en la difícil situación de los profesionales nos parece que se sitúa en la frontera de la inmoralidad".

Medidas concretas, drásticas y valientes

El sector privado reclama "medidas concretas, drásticas y valientes" especialmente en un momento en el que las facturaciones se han desplomado por encima del 80%, algo que se suma a unos "honorarios irrisorios, retrasos en los pagos de varios meses e incluso tasas de impago de entre el 10% y el 15%".

Entre sus propuestas destacan aquellas que "incluyan la actualización de los baremos de los actos médicos según la carestía de la vida; pago sin demora e íntegro de dichos actos médicos; y homogeneidad de baremos en el territorio nacional"