Grupo Aseguranza

inicio
12 de febrero
11:04 2019
Compartir

5 aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de Salud para la plantilla

Según datos del último estudio Cigna 360º Wellbeing Survey, únicamente 2 de cada 10 empleados españoles dispone de seguro médico provisto por su empresa. Ana Romeo, directora de RRHH de Cigna España y embajadora Humans 4 Health by Cigna, explica que "muchas empresas ven la contratación de un seguro de Salud como un gasto. Sin embargo, nada más lejos que la realidad. Según datos de la European Network for Workplace Health Promotion, por cada euro invertido en iniciativas enfocadas en la promoción de la salud en el trabajo, se ahorra entre 2,5 euros y 4,8 euros en el gasto asociado a absentismo, y entre 2,3 euros y 5,9 euros en los costes por enfermedad. Todo lo que se haga para mejorar la salud de los empleados es siempre una inversión a futuro".

Desde Humans 4 Health by Cigna se detallan los 5 aspectos que hay que valorar a la hora de contratar un seguro colectivo para empleados:

  • Mejores condiciones económicas. Un seguro de Salud colectivo es proporcionalmente más económico que si se contrata de forma particular.
  • Fiscalidad en función de la modalidad de pago. Hay tres opciones de modalidad de pago: que la empresa se haga cargo del 100% del coste del seguro, que sea el empleado quien lo asuma en su totalidad, o que la empresa pague un porcentaje y el empleado otro. En el primer caso, la empresa puede deducirse la totalidad del gasto en concepto de seguro médico. Si el pago lo asume el empleado a través de un plan de retribución flexible, también tendrá un beneficio fiscal, al reducirse su base imponible. En el caso de que el pago se comparta entre empresa y trabajador, la parte asumida por la empresa también será deducible en su totalidad.
  • ¿Colectivo abierto o cerrado? En el primer caso, el trabajador se adhiere de forma voluntaria al seguro, aprovechándose de las condiciones ventajosas que ha conseguido su empresa y siendo él el encargado de pagarlo. Sin embargo, en las pólizas cerradas es la entidad la que contrata el seguro para todos sus empleados, sin posibilidad de que estos elijan. En esta última tipología entraría el seguro de salud como beneficio social a cargo de la empresa, como un servicio cofinanciado o contratado a través de planes de retribución flexibles.
  • Dos modalidades: cuadro médico o reembolso. En el primer caso, los empleados pueden recurrir a los médicos o clínicas con los que la compañía aseguradora tenga firmado un convenio. En reembolso, el asegurado puede elegir libremente el médico y el centro, pero debe pagar por adelantado la totalidad de la visita, siendo esta reembolsada en función de los términos suscritos en la póliza por parte del seguro.
  • ¿Qué factores influirán en la negociación colectiva? A la hora de negociar las primas de un seguro de Salud para empresas, aspectos como volumen del colectivo (más personas, mejor precio), la edad de los asegurados y la actividad desarrollada serán factores clave.  
  Votar:  
Resultado:   0 votos