Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

11 de abril
13:14 2018
Compartir

El 70% de las mujeres no acude a rehabilitación después de un infarto

El 70% de las mujeres españolas que sufren un infarto no acuden, una vez dadas de alta en el hospital, a los programas de rehabilitación prescritos por los facultativos. Esta es una de las principales causas de la diferencia en la supervivencia entre hombres y mujeres y que influye en las recaídas en este sector de la población, según explicó José Zamorano, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal, durante la presentación del informe Síndrome Coronario Agudo en Mujeres y Hombres en España, realizado por la Fundación Mapfre en colaboración con dicho centro y la Universidad Francisco de Vitoria.  "Es llamativo que la mujer una vez dada de alta hace menos rehabilitación que el hombre", señaló el doctor.  "La mujer es una experta en cuidar, pero no es una experta en cuidarse" y "parece no poder disponer de esos 2 o 3 meses necesarios para acudir a un programa de rehabilitación porque tiene otras ocupaciones en su vida, especialmente mujeres de más de 70 años, con marido o nietos a su cargo", añadió. El doctor alertó a la sociedad de la necesidad de reflexionar sobre esta cuestión y de concienciar a las mujeres de la vital importancia de acudir a los programas de rehabilitación.  

No es cuestión de sexo, la variable edad es clave

El estudio profundiza en otras diferencias entre hombres y mujeres ante un infarto comenzando por las diferencias en el perfil de las personas afectas. Las mujeres suelen presentar problemas coronarios 7 años más tarde que los hombres (de media a los 71 años) y suelen presentar a esta edad otros problemas de salud como hipertensión, diabetes, colesterol o insuficiencia renal. En cuanto a los síntomas también se experimentan notables diferencias. Mientras que en los hombres es habitual el dolor de pecho opresivo, el estudio revela que las mujeres sienten un dolor de pecho que se extiende a brazo o cuello, dificultad para respirar y palpitaciones. Estas notables diferencias en los síntomas hacen que a ellas mismas les cueste reconocer que se encuentran ante un infarto e incluso a los médicos les resulta más difícil detectarlo y no confundirlo con otras patologías.

También el estudio destaca la diferente forma de manejar el infarto por parte de los cardiólogos. En un 91,5% de los casos de mujeres se practicó un cateterismo frente al 95,6% de los hombres, procedimiento de diagnóstico estándar para reconocer la anatomía coronaria y detectar obstrucciones causantes del infarto. Por otro lado, en los casos de las mujeres, con el objetivo de evitar complicaciones como sangrados a las que son más propensas, se utilizan stents más antiguos no farmacoactivos frente a los farmacoactivos utilizados más habitualmente en los tratamientos de los hombres. Con todo, insisten los doctores, la avanzada edad en la que se producen los infartos en mujeres asociados a otras enfermedades "limitan la aplicación de algunas terapias disponibles" con lo que, a pesar de diferencias detectadas en el estudio, éstas no deben achacarse únicamente al sexo sino que deben explicarse por la mayor edad de las mujeres y la presencia de otras enfermedades adicionales.

María Plaza, residente de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal y co-líder del estudio, hizo hincapié en que "sigue existiendo la falsa percepción de que la enfermedad cardiovascular es cosa de hombres" e insistió en que las mujeres "deben aprender a reconocer las señales de aviso y buscar ayuda médica rápidamente", porque en España la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte que afecta a 1 de cada 3 mujeres.

 

  Votar:  
Resultado:   1 voto