Grupo Aseguranza

inicio
20 de febrero
16:46 2020

Nace Lab Santalucía Impulsa, la nueva alma de la aseguradora

Santalucía avanza con firmeza en su ambicioso proceso de transformación digital. Ahora acaba de inaugurar el Lab Santalucía Impulsa, un espacio desde donde la compañía pretende impulsar la innovación y crear nuevos modelos de negocio más disruptivos. "La innovación no debe ser un fin, sino tener un objetivo: transformar la compañía", subrayó Rubén Muñoz, director general de Operaciones y Tecnología de Santalucía, en un encuentro con la prensa en las instalaciones de dicho laboratorio tecnológico.

El Lab Santalucía Impulsa se encuentra en la planta baja del Edificio Iris, una de las sedes que tiene la aseguradora en Madrid. "Está en lo que era la sala de impresión de pólizas de Santalucía, que era el alma de la compañía", explicó Ángel Uzquiza, director de Innovación de la entidad, que quiere que el laboratorio asuma ahora este rol dentro del Grupo: "El objetivo es que este espacio siga siendo el alma, pero ahora renovada por la digitalización".

La aseguradora ha tardado 4 meses en completar su diseño, el cual permitirá a los empleados y colaboradores trabajar con metodologías ágiles y en un ambiente cómodo. Dispone de elementos digitales, espacios amplios y modulables.

Referente en 4 años

En otras palabras, el Lab Santalucía Impulsa es el centro de innovación abierta de la compañía. "La innovación, si no da rentabilidad, se queda en creatividad", apuntó Ángel Uzquiza. Su estrategia es la de convertirse en un espacio que conecte el ámbito interno con el externo, con la aspiración de ser un referente en el sector asegurador en los próximos 4 años. "El objetivo último es ser el motor de liderazgo interno de transformación", puntualizó.

Para conectar el ecosistema externo a la compañía, el Lab Santalucía Impulsa pretende potenciar la colaboración con especialistas que están fuera de la compañía y lo harán a través de distintas acciones. Entre otras, ayudando a emprendedores o startups, organizando eventos o promoviendo un Think Tank de expertos en innovación.

En cuanto al ecosistema interno, el Lab Santalucía Impulsa va a llevar a cabo diferentes iniciativas para que la cultura de la innovación acabe calando entre los empleados del Grupo.  

4 líneas de trabajo

El laboratorio tecnológico cuenta con una hoja de ruta para lograr todos los fines que se ha propuesto y se sustenta en 4 líneas de trabajo:

- Investigación y desarrollo de proyectos internos de innovación. Se creará un Comité de Innovación Corporativo encargado del análisis de tendencias, la detección de necesidades y el seguimiento de propuestas, entre otras funciones.  

- Cultura de Innovación. La aseguradora quiere potenciar la cultura innovadora entre los empleados. "Tiene que ser un componente estructural dentro de la compañía", incidió Rubén Muñoz, director general de Operaciones y Tecnología. Para ello, se instaurará el 'Ecosistema Túiddeas', para que los trabajadores se impliquen en proyectos tras participar en talleres o retos de ideas; 'Innosferas de Santalucía internas', que son sesiones de expertos que impartirán formación; y el 'Campus Santalucía'. "Será la universidad corporativa", resaltó. Se inaugurará próximamente y aún no han trascendido detalles, sólo que tendrá una Facultad de Innovación. Para Muñoz, es importante que siempre haya una "mejora continua".

- Emprendimiento. Se continuará con los programas ya existentes: Santalucía Impulsa Empleados (en marzo inicia su tercera edición), para acelerar proyectos internos liderados por trabajadores del Grupo; y Santalucía Impulsa (arranca su cuarta edición también en marzo), destinado a acelerar proyectos de insurtech. También, se prevé divulgar contenido didáctico, colaborar con otros colectivos e invertir en nuevos negocios. "Tenemos una línea de financiación para startups", reconoció Ángel Uzquiza, director de Innovación.

- Innovación abierta. "Nos interesa la cocreación de proyectos con otras empresas. Creemos que nos complementa", señaló Uzquiza.

Visión holística

Santalucía se encuentra inmersa en un profundo proceso de transformación tecnológica. "Queremos aplicar una visión holística", enfatizó Rubén Muñoz, que reflexionó sobre cuándo un proceso de digitalización se convierte en exitoso.

En primer lugar, considera que una innovación tiene que ser "sostenible". Es decir, "que perdure en el tiempo". Y, para que esto ocurra, debe "focalizarse en ciertos dominios concretos que necesite la compañía", para lo que se requiere "talento especializado". Y, en segundo lugar, entiende que el proceso de digitalización debe orientarse a "la creación de valor para el negocio". Desde su punto de vista, esto "es fundamental". "Tiene que aportar valor a la compañía resolviendo problemas o facilitando la consecución de objetivos", precisó.

Artículos relacionados