Grupo Aseguranza

inicio
18 de febrero
17:20 2019
Compartir

Las pensiones, tal y como las conocemos, van a desaparecer

Las pensiones, tal y como las conocemos, van a desaparecer. Esta es una de las principales conclusiones de la mesa redonda que tuvo lugar de la mano de Caser bajo el título 'La vida de los 100 años. Cómo afrontar una vida más longeva', y en la que participaron el profesor de sociología de la Universidad Complutense, José A. Ruiz San Román; el fundador de Pensumo, José Luis Oros; el fundador de Coinscrap, David Conde; el fundador de Indexa, Ramón Blanco, y el director comercial de Bestinver, Gustavo Trillo.

Los ponentes coincidieron en señalar que es la generación de los millennials la que vivirá más de 100 años, sin embargo, no se están concienciando de la situación con la que se encontrarán en el futuro, ni  desde la sociedad se les esté ayudando a prepararse. José A. Ruiz reconoció que "prepararse para vivir 100 años es un gran reto para todos, y nos estamos preparando mal". Repasó la trayectoria vital de la sociedad y señaló que "no es razonable que la gente que se jubile viva 40 años cobrando una pensión". Ante este hecho cierto que se producirá en poco tiempo, es necesario replantearse entre otras cosas, la gestión de las enfermedades crónicas no mortales o la gestión del talento senior algo para lo que la colaboración público-privada será imprescindible. "Hay que repensar el trabajo. No se puede trabajar solo de los 24 a los 66 años", dijo.

En este sentido, Juan José Cotorruelo, director de Vida y Pensiones de Caser y moderador del debate, planteó a los asistentes cómo se puede desde la industria afrontar este reto. 

Los representantes de las distintas empresas se mostraron a favor de fomentar el ahorro privado, cada uno desde la singularidad propia de su empresa. Desde Pensumo, conscientes de que el futuro está en manos de la economía colaborativa y de que el sector financiero cambiará a corto plazo, apuestan porque el ahorro futuro provenga una parte de la renta y otra parte del consumo. Su propuesta consiste en convertir parte de las compras en pensión.

Coinscrap, en una línea similar centrada en la generación millennial cuyos hábitos de vida son diferentes, considera que hay que concienciar a las nuevas generaciones de la importancia del ahorro. "La industria se tiene que habituar a sus hábitos de vida", indica David Conde, y para ello tiene que ofrecer y desarrollar herramientas que les permitan ahorrar mientras siguen con su vida normal como por ejemplo a través del redondeo en las compras o penalizando actitudes como fumar. "Nos basamos en el microahorro", explicó. Por ejemplo, penalizando con 1 euro el consumo de tabaco que pasará directamente a tu Plan de Ahorro. Se trata de ahorrar en base al comportamiento y actitudes de las personas, y hacerlo de una forma regular.

Indexa y Bestinver comparten la gestión de inversiones como fórmula para obtener un complemento a la pensión, pero desde dos puntos de vista distintos. La primera se basa en la gestión pasiva, reduciendo al máximo costes y comisiones; mientras que la segunda se basa en la gestión activa. "Ahorrar más o invertir mejor son las únicas soluciones", indicó Gustavo Trillo. El director Comercial de Bestinver se mostró además rotundo y señalo que el tiempo corre en nuestra contra. "Déjate de preocuparte por las pensiones, y ocúpate", es el momento de tomar decisiones.

Información y formación

La industria ofrece propuestas diferentes ante el reto de la jubilación, pero en lo que todos coinciden es en que hay que ser consciente de la situación algo que una vez más reprocharon a los diferentes gobiernos. "Nadie sabe la pensión pública que tendrá", sin información no se es consciente de la necesidad de ahorrar y de crearse el hábito mensual de ahorrar todos los meses un poco.

El profesor de sociología de la Universidad Complutense fue especialmente duro al recriminar a las instituciones su dejadez. "No es presentable el déficit de formación jurídica, actuarial… que tienen los alumnos de bachillerato", y pidió a la industria que como lobby tome cartas en el asunto en la medida de sus posibilidades. David Conde (Coinscrap) pidió por su parte que el sector público se mueva y "dé un paso adelante" para arrastrar así al privado.

Como conclusiones, Cotorruelo hizo hincapié en que vivir 100 años supondrá unos retos muy importantes para la sociedad: la vida laboral de x años desaparecerá y habrá que reinventarse y formarse constantemente; cambiarán los hábitos de ahorro y la industria deberá facilitar las herramientas para que eso sea así y ponérselo fácil al futuro ahorrador ofreciendo al cliente un amplio catálogo de productos donde pueda seleccionar el producto que más se adapte a su planteamiento de vida. La educación en los colegios y la formación no se pueden dejar de lado, igual que promover la concienciación. "No se puede aceptar que la información que hay en la web pública sobre la pensión pública sea como es, de forma reactiva, mal calculada y sin contemplar la inflación…". "Si vamos a vivir 100 años esta información es crítica".

 

 

  Votar:  
Resultado:   8 votos