Miércoles, 20 de junio de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

31 de mayo
13:44 2018
Compartir

Las empresas desmontan los departamentos de riesgos mientras la morosidad aumenta

La situación de la morosidad en el tejido empresarial español se está comenzando a complicar por primera vez desde 2012. Así lo revelan varios de los datos que se extraen del 11º Estudio de Gestión del Riesgo en España elaborado por Crédito y Caución, Iberinform y el IE Business School. Incluso es probable que el panorama sea peor que el que se deduce de este análisis porque, según ha explicado Ignacio Jiménez, director general de Iberinform, el único sesgo del informe es que tienen algo más de representación las empresas más grandes, que tienen más medios y recursos para afrontar el problema de los impagos. 
 
Un dato que muestra ese empeoramiento de la situación es el del número de empresas que reconoce que ha sufrido impagos significativos en los últimos 12 meses, el 27%. No es mucho comparado con el 66% de 2012, pero es la primera vez que este porcentaje se incrementa desde esa fecha. 
 
Como dato positivo, el estudio revela que el comportamiento en pagos de la Administración Pública ya no es un problema. Sólo el 3% de las empresas que trabajan para el sector público soporta tasas de impago que suponen un riesgo claro para la supervivencia, frente al 7% de hace un año, y mirando aún más atrás, el 45% de 2012. No obstante, solo el 38% de las empresas encuestadas venden a las Administraciones públicas, mientras que un 99% mantiene relaciones comerciales con otras empresas. Y aquí, en este ámbito del B2B, es donde se concentran los indicadores que muestran que algo empieza a torcerse. 

El 6% de las empresas soporta tasas de impago por encima del 4%, mientras que hace un año era el 3%. "Es el primer cambio de tendencia que hemos visto en estos años. Desde 2012 iba bajando. Hablamos de muchas empresas. Había más optimismo el año pasado", comenta Ignacio Jiménez. 

 

"El concurso de acreedores

se ha convertido más que en

un hospital en un cementerio"

 

Las consecuencias negativas de la morosidad afectan al 64% de las empresas: incremento de los costes financieros (39%), pérdidas de ingresos (39%), limita el crecimiento (16%), limita las nuevas inversiones (15%), y lo más grave, pone en riesgo la continuidad del negocio, su supervivencia (9%). El director general de Iberinform asegura que "el concurso de acreedores se ha convertido más que en un hospital en un cementerio".  
 
Esto en lo que respecta al impacto de los impagos, en lo relacionado con los plazos, prácticamente el 60% de las empresas está cobrando fuera del plazo que marca la Ley: "Ha mejorado respecto a 2012, pero no es la situación más optima desde el punto de vista de la gestión". Es curioso que una de las principales razones del retraso es el 'porque sí', se es moroso sin una causa justificada en un 53% de los casos frente al 45% de 2014: "En España hay una tendencia a pagar cuanto más tarde mejor, es algo muy cultural". Igual peso tiene entre las razones para el impago la falta de disponibilidad de fondos (53%), pero en este caso el porcentaje es bastante inferior al de 2014 (75%).
 
Otro aspecto que analiza el informe es la gestión del riesgo de crédito. En este caso destaca el hecho de que los departamentos de Riesgos que proliferaron en los años más duros de la crisis prácticamente han desaparecido. Se mantienen en el 26% de las empresas frente a prácticamente el 50% de 2012. "Lo que no sé es si ha desaparecido el problema o le damos menos importancia". El responsable de Comunicación de Crédito y Caución, Pavel Gómez del Castillo, apunta que "se están desmontando los departamentos de Riesgos, y está creciendo la morosidad de nuevo. Hay una relación directa entre levantar esos controles y que esté repuntando la morosidad. Marca una tendencia que veremos dónde termina". En línea con esta preocupante tendencia, los comités de riesgos de las empresas están desapareciendo. En 2012 eran algo habitual en las compañías (58%) mientras que ahora se han reducido a menos de la mitad (23%). 

Respecto a las herramientas de gestión de los riesgos, el seguro de Crédito sigue siendo la más habitual (61%). Pavel Gómez del Castillo

El seguro de Crédito sigue siendo

la herramienta más habitual de gestión del riesgo

explica que la penetración de este seguro es mayor en los sectores con márgenes ajustados, donde sufren más el problema de los impagados: "En un sector con un margen del 20% la penetración del seguro será del 1%. Pero si el margen es del 1% el impagado te mata, el grado de penetración del seguro de Crédito es brutal porque al final que el 'portero' pare los goles es básico". 
 
Otro aspecto a analizar es la gestión del recobro. La gran mayoría de las empresas (65%) lo gestiona internamente, y frente a lo que pudiera parecer, solo el 1% utiliza los clásicos servicios de cobro de morosos presenciales y caracterizados del estilo de El Cobrador del Frac. También llama la atención que pese a estar contemplado por Ley desde 2004 el 57% de las empresas nunca aplica intereses de demora; y de los que lo hacen, sólo el 5% impone el oficial (8%) frente al 18% de 2012.

 

  Votar:  
Resultado:   0 votos