Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de noviembre
08:40 2017
Compartir

Unespa pide un plan integral de previsión y no pasos aislados que "distorsionan la atención"

El sector asegurador ha aprovechado el XXIV Encuentro del sector asegurador, 'El seguro español: consolidando el crecimiento, definiendo el futuro', organizado por Deloitte y ABC y patrocinado por Mapfre, para volver a criticar el último movimiento del Gobierno para hacer más atractivos a los jóvenes los planes de pensiones privados con los que complementar la pensión pública de jubilación, la incorporación de la liquidez total a partir de los 10 años. La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha insistido en que los Planes de Pensiones están para generar ahorro finalista, "y estas iniciativas van en contra de esa característica. No nos parece que sea la forma de fomentar la previsión complementaria".
 
La industria defiende que las necesidades de liquidez que hoy están contempladas solo para el partícipe se puedan ampliar a los mismos supuestos (enfermedad grave, desempleo de larga duración) en el caso del cónyuge o familiares en primer grado, "con eso sería suficiente, y se conservaría el carácter finalista de este ahorro". Advierte, además, de que la liquidez total también genera un problema para el gestor porque si gestiona ahorro a largo plazo hace inversiones a largo plazo y si se produce una salida masiva obligaría a vender activos en condiciones no idóneas.
 
"A estas alturas, a punto de pasar 30 años de la regulación de Planes de Pensiones, ya es hora de hacer un plan integral de previsión social. No una cosa hoy y otra mañana sin que responda a un objetivo. Así solo se distorsiona la atención y no se favorece lo que creo que es una necesidad social". A juicio de Unespa, "es necesario establecer cuáles son los objetivos, planificar las acciones y luego ponerse a trabajar en ello. Y no llevar a cabo iniciativas de pequeñas cosas que distorsionan el panorama".

En el mismo acto, el director general de Seguros y Fondos de Pensiones, Sergio Álvarez, respondió a las críticas de la responsable de Unespa indicando que la decisión de hacer líquidos los Planes de Pensiones corresponde al objetivo de aumentar el número de aportaciones y suprimir una barrera de entrada de los jóvenes. También destacó que la liquidez no significa que los partícipes vayan a retirar de manera masiva los ahorros a los 10 años y un día. Una prueba en España se encuentra en el País Vasco donde ya existe la liquidez y los partícipes retiran su dinero según sus necesidades y no de repente, ejemplificó. Álvarez reconoció, no obstante, que esta decisión es la "más controvertida" de las que ha tomado el Estado en el nuevo reglamento que está en periodo de audiencia pública. Apuntó también que un decenio se considera largo plazo, y puntualizó que incluso "muy largo plazo" en un momento tan cambiante como el actual, informa Manuel Chicote.
 

La presidenta de Unespa también se refirió a la movilidad de los Planes de Pensiones de Empresa incluida en una Directiva europea que se tiene que trasponer al reglamento español. González de Frutos ha criticado que la administración española haya optado por ir más allá e incluir la movilidad no solo entre los Estados de la UE sino también dentro de España, según el documento a trasponer que presentó la DGSFP en la Junta Consultiva. Esta movilidad en el ámbito nacional supone un problema porque los productos dan a los partícipes una garantía de rentabilidad en un plazo determinado de inversión (y no antes) y porque dejan de ser un elemento diferencial de retención del talento en el ámbito de la empresa. 

Mapfre reclama a los poderes públicos 

un "marco estable y potente"

para el ahorro privado

 

También ha querido hacer un llamamiento a los poderes públicos para que afronten el problema de la previsión social el CEO territorial de Mapfre Iberia, José Manuel Inchausti. Ha pedido "un marco estable y potente para el ahorro privado: "Es irrenunciable un sistema público de pensiones sostenible, pero junto a eso tiene que existir un marco donde los trabajadores estemos animados a ahorrar para mantener un poder adquisitivo relativamente elevado en el futuro". 
 
La presidenta de Unespa espera que dentro de 5 años se haya reformado el sistema de pensiones, "básicamente porque si no va a ser muy difícil que lo hagamos, o para ser más exactos, cualquier reforma que nos planteemos deberá tener perdedores". Afirma que las aseguradoras están preparadas "para levantar ese nuevo soporte de las pensiones". Según explica, "sabemos gestionar nuestros activos y pasivos para que ni en el corto ni el largo plazo se descuadren. Llevamos décadas desarrollando soluciones de pensiones. Podemos jugar al juego que se desee, bien sea al del ahorro arriesgado en el que el ahorrador asume la pérdida; bien a ese otro en el que directamente se olvida porque es otro, el asegurador, quien asume los riesgos. Sabemos jugar a esto y si no jugamos más es porque España no se ha planteado seriamente crear el segundo pilar. Pero si se lo plantea, la expectativa de este sector es rendir prestaciones anuales de entre 20.000 y 25.000 millones anuales en unos años".
 
Eso sí, ha advertido que los aseguradores tienen limitaciones: "Sabemos hacerlo, pero la verdad no sabemos hacerlo antes de unos 18 años. Cualquiera que sea la solución que se implante o en la que se colabore necesita entre 15 y 20 años para madurar, para desplegar todas sus ventajas. Esta es la razón por la que retrasar la reforma tendrá perdedores". 
  Votar:  
Resultado:   0 votos