Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
25 de octubre
09:38 2018
Compartir

Ana Muñoz (Ponce y Mugar): "cuando se baja la prima a voleo, sea cual sea, también bajarán las condiciones"

La socia directora de Ponce y Mugar, Ana Muñoz, acaba de publicar un artículo en el que hace referencia a la campaña de Mutua Madrileña en la que ésta apuesta por rebajar el precio del seguro, "sea cual sea", para atraer clientes de otras entidades. Frente a esa campaña, Ana Muñoz defiende la labor de los muchos profesionales de la mediación de seguros que operan en el mercado y subraya que reducir la esencia del seguro solo al precio es un error.

A continuación reproducimos el artículo completo:

'La silla de pensar, hoy no es un buen lugar'

"He querido emular con este título la canción del argentino Gabo Ferro, con una significativa diferencia, que ni hoy ni nunca me parece buen lugar para esa silla de pensar la campaña publicitaria de la aseguradora que busca atraer clientes de otras compañías para la renovación de sus seguros y con el mensaje central de 'Coche, moto, hogar, vida. Te bajamos su precio, sea cual sea'.

Y no me parecerá nunca buen lugar aquel en el que no se da valor a nada que no sea el precio, porque eliminan el valor de una industria, de nuestras profesiones, del trabajo de todos los actores del sector. No vale el producto, ni las condiciones; no vale el servicio, ni mucho menos valen las necesidades del cliente.

El precio del seguro debe ser siempre un coste técnico, basado en sus coberturas y cuando se baja la prima a voleo, sea cual sea, también bajarán las condiciones.

Y claro que no es buen lugar ese que encuentra como único valor su ganancia, ese crecimiento de sus ingresos por primas en autos del 11,97% en los dos años en los que está vigente esta campaña; sí, se ha aumentado su cuenta de resultados y esta aseguradora se enriquece, pero sin duda y en esta misma  proporción están empobreciendo al sector, descalificando a aquellos que  trabajamos todos los días dando servicio a los clientes, asesorando aquel producto que más se adapte a sus necesidades y valorando su conveniencia. Por esto, y puestos a pensar, pienso que deberíamos enviar a sus responsables al rincón de pensar, aquel al que enviábamos a nuestros hijos a reflexionar después de una travesura. En este caso la trastada pasa a ser una falta de respeto.

Me niego a pensar que tanto esta aseguradora, como su agencia de publicidad, no sean capaces de crear una maravillosa campaña de la que nos sintamos orgullosos todos, que aun captando a todos estos clientes y proporcionándoles esas mismas ganancias, no degrade a la industria aseguradora, no nos cree conflictos diarios y no colabore a difundir más esa mala imagen del todo vale, porque nada vale nada, solo vale el precio y los clientes al peso.

Medios los tiene todos Mutua Madrileña y entiendo que su agencia Comunica+A creatividad a borbotones para haber optado por la maravillosa silla de la seguridad, la silla del bienestar, la de la tranquilidad o la silla del confort, y haber desechado esa silla de la discordia y del mal gusto, que estoy convencida nos pasará factura al sector por esta publicidad que potencia el low-cost y no genera valor al cliente.

Y no es buen lugar, desde luego, aquel en el que moran los que pudiendo aportar, prestigiar y elevar la condición de su sector, de dotar de respeto a los profesionales que lo componemos y de dar estatus a los clientes que lo valoran, no lo hacen, más bien lo debilitan.

Solo los grandes, los extraordinarios profesionales, la  más valiosas personas, tienen la necesidad de ser generosos y propiciar una posición mejor a los demás".

El artículo de Ana Muñoz también saldrá publicado en el nº de noviembre de la revista Mercado Previsor.