Grupo Aseguranza

inicio
04 de febrero
10:15 2021

El Covid está agudizando la mala praxis de la banca

El Consejo General ha emitido un comunicado donde denuncia que la pandemia actual y sus consecuencias económicas "han agudizado las exigencias de la banca en relación a la venta e imposición de productos aseguradores a sus clientes". Lamenta, además, que esto se realice "sin que las autoridades parezcan estar tomando cartas en el asunto".

Esta es una de las críticas que ha lanzado la institución en el aniversario de la trasposición de la Directiva de Distribución al ordenamiento jurídico español y que todavía queda pendiente de aprobación como una ley específica. Cuestión que se espera para el final del tercer trimestre del año, según destacó el presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, Eloy Suárez, quien tendrá que gestionar la ponencia y debate.

Este retraso en la aprobación de una ley se traduce en que los consumidores sean los más perjudicados por la falta de desarrollo concreto de las medidas establecidas en la directiva. Por ello, el Consejo General reclama que la ley se apruebe y que baje hasta los detalles para evitar "confusiones" en su interpretación.

Lamenta también la institución que la falta de concreción se haya traducido en ausencia de efectividad y parecería "que todo se ha quedado en una mera voluntad de mejora, sin que se haya llegado a llevarla a la práctica". Junto con estos aspectos, el Consejo enumera alguno de los puntos que faltan por tratarse como la regulación de los comparadores, la utilización de datos por parte de la banca o que los corredores no necesiten autorización individual para traspasar una cartera de una entidad a otra. Más detalles en la Carta del Seguro de esta mañana.

Menos burocracia

Llama la atención que mientras en España no contamos con una ley específica todavía, en Europa ya están planeando una futura revisión. La asociación Insurance Europe ha participado en una consulta de Eiopa, el supervisor de seguros europeo, donde alaba algunas partes de la puesta en marcha de la IDD como el respeto por las particularidades de cada país y asegura que se ha mejorado la profesionalidad de los distribuidores.

También señala cuestiones a mejorar en futuras revisiones. Concretamente menciona que los asegurados tienen que hacer frente a numerosa información que se traduce en sobrecargas de la misma; como segundo elemento a tener en cuenta menciona la creación de un marco legislativo para la era digital.