Miércoles, 14 de noviembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
18 de diciembre
09:38 2014
Compartir

Factura electrónica, ¿ventaja competitiva para los mediadores?

Aumento de la competitividad, ahorro de costes, optimización del tiempo y la gestión, mejor control y veracidad del contenido son los beneficios que en principio debe aportar la factura electrónica a los mediadores. Desde el próximo 15 de enero será obligatorio que todas aquellas empresas que facturen a las Administraciones Públicas utilicen la e-Factura, lo que afecta a los mediadores que presten servicios a las Administraciones.

También involucra a las aseguradoras, tanto para los servicios susceptibles de facturación a las Administraciones Públicas como para los recibos de liquidación de primas que les emitan. Recientemente Tirea explicaba que la factura electrónica “promueve un cambio en la operativa seguida hasta ahora así como la posibilidad de automatizar procesos más o menos manuales con el consiguiente ahorro de costes y aumento de eficiencia y en el que Tirea ya está trabajando a través del servicio SFE-AAPP”.


El Gobierno estima que se facilitará la tramitación de 2 millones de facturas electrónicas al año.


¿Cómo pueden actuar los mediadores?


Los mediadores afectados por esa obligatoriedad tienen a su disposición la oferta tecnológica de varias empresas si es que tienen que adaptar sus procedimientos informáticos. Pero existe la web pública FACe que permite descargar la aplicación para generar las facturas, remitirlas a la Administración, consultar el estado de tramitación y solicitar la anulación de las facturas.


Y para resolver todas las dudas pueden acceder a la web www.facturae.gob.es, donde encontrarán respuestas a preguntas como qué es necesario para crear una factura electrónica, cómo tiene que ser la factura electrónica, cómo se firma electrónicamente, cómo enviar la factura electrónica o qué hacer con las facturas una vez enviadas a las Administraciones Públicas.