Viernes, 14 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
22 de noviembre
10:32 2018
Compartir

Llegarán más demandas a los corredores

"Lejos de simplificarse, el cometido del corredor de seguros se verá complicado en el futuro inmediato". Este hecho será así no por culpa del propio profesional, sino más bien por el cambiante marco legal que en los últimos tiempos, e irá más en el futuro, busca otorgar a los consumidores de seguros del mayor nivel posible de protección.

Esta complejidad del mercado conducirá a más casos de demandas contra la labor del corredor. El proteccionismo se nota especialmente en la importancia de la información que hay que documentar.

Está opinión aparece en las conclusiones del nuevo cuaderno temático de Fecor, y que en esta ocasión analiza la Responsabilidad Civil Profesional del corredor a través de un recorrido por casos de la Agrupación del Convenio de RC de Corredores (Pool de RC de Corredores) desde 1993 hasta el primer semestre de este mismo año.

No por el corredor

En el texto, presentado y elaborado por Óscar Bustos, gerente del Pool, y Miguel Lanchares, responsable de Siniestros, se hace mención a la labor de asesoramiento porque "creemos sin duda que en el futuro puede ser objeto de no pocas reclamaciones" debido a la importancia del concepto en sí. Los autores señalan que el profesional debe ser consciente de la "responsabilidad que lleva pareja" su actuación y apuntan que no hay mejor prevención que el corredor aplique "los mismos criterios y actuación" que llevan desarrollando durante mucho tiempo con sus clientes.

En el estudio se aprecia un aumento de la siniestralidad en los últimos años más debido a la mayor información de los consumidores que a malas prácticas: "La inmensa mayoría de los siniestros demuestran que no ha habido responsabilidad del mediador", aseguró Lanchares. Explicó que en los últimos tiempos las obligaciones de estos profesionales no han cambiando mucho y la ley se ha fijado más en el consumidor.

Bustos indicó que el aumento de la siniestralidad se debe más bien al cambio social porque "ahora cualquiera reclama" y un error no se soluciona de manera amigable. En ningún caso el motivo es la falta de profesionalización porque "año a año es mejor".

El texto presenta datos estadísticos sobre los principales motivos de reclamación en los últimos años (deficiencia administrativa, asesoramiento inadecuado y reclamación infundada), así como un desglose por ramos y Comunidades Autónomas.

En cuanto a la casuística predominan los siniestros de Autos (27%), Daños, incluyendo pyme, Hogar y Comercio (26%) y Responsabilidad Civil (8%). En cambio, si se analiza la incidencia económica aparece en primer lugar pyme, Vida y RC. El coste medio asciende a los 25.000 euros.