Grupo Aseguranza

inicio
11 de febrero
10:08 2021

Miguel de las Morenas: "La mala fama viene por los distribuidores que se dedican a ello sin estar colegiados, capacitados ni habilitados"

El nuevo presidente del Colegio de Zaragoza, Miguel de las Morenas, quiere continuidad en esta legislatura que encabeza pero al mismo tiempo reforzar diversas cuestiones y desde luego no bajar la guardia ante competidores muy concretos. Un punto que resalta especialmente es mejorar la confianza de los clientes en las corredurías de seguros. Afirma en ese sentido que "en el Colegio de Mediadores de Seguros de Zaragoza hay 232 colegiados más 28 de Teruel, pero distribuidores de seguros en la calle los hay a patadas. La mala fama creo que viene por la parte de los distribuidores que se dedican a ello sin estar colegiados, capacitados ni habilitados. Luego está la banca, que opera mediante el chantaje y la imposición. Por todo eso, nosotros tenemos que comunicar para que la sociedad distinga muy bien cuál es nuestra función y qué hacemos dentro de nuestras organizaciones. Nuestro modo de operar es muy distinto; a nosotros nos distingue la capacitación profesional que hay en nuestras plantillas, frente a la rotación continua de personal que caracteriza a ciertas compañías y que deja desamparado al cliente".

De las Morenas, que está al frente de Kalibo como director general, continúa señalando que actualmente la banca "es uno de los mayores distribuidores porque obliga al cliente a contratar una póliza de seguro para concederle un crédito o para no obligarle a pagar comisiones bancarias; esto es, opera mediante el chantaje y la imposición. A ello hay que sumarle que los operadores de bancaseguros venden a un precio totalmente fuera de mercado; del 50% al 100% más caro que el que se encuentra en cualquier correduría acreditada".

Por ello pone en valor la figura del mediador porque, "de entrada, a nosotros la ley nos obliga a proponerle al cliente, al menos, tres propuestas diferentes de seguros que nos solicita. Además, la ley también dice que nosotros debemos recomendarle al cliente, bajo nuestra responsabilidad, cuál es el que más le conviene en función de sus características. Con ello quiero decir que el cliente siempre debe fijarse en las garantías que le ofrece el mediador y la compañía con la que contrata su seguro".

Propuestas

En cuanto a sus propuestas a medio plazo para el Colegio de Zaragoza admite que se presentan varios problemas y entre ellos que "no hemos sabido comunicar adecuadamente a la sociedad a qué nos dedicamos y en ello debemos trabajar. Tenemos, además, un problema muy grave de competitividad con los grandes distribuidores de productos -Google, Apple y Amazon- que ahora quieren convertirse en distribuidores de seguros". Y alude también a la digitalización, porque entiende que "en nuestras oficinas el perfil de cliente que entra ahora por la puerta es muy distinto al de hace unos años, y debemos adecuarnos a él. Estos tres puntos son en los que pretendemos trabajar en el Colegio a medio y largo plazo".

En esa línea de la digitalización considera que el cliente se puede beneficiar porque tanto para contratar un seguro como para ver sus pólizas puede hacerlo desde un dispositivo móvil sin necesidad de pisar la oficina. "Además, hay aplicaciones que permiten, por ejemplo, hacer el aviso de asistencia en carretera -en caso de accidente- o una videoperitación en directo cuando se tiene una incidencia en el hogar. Es cierto que, por el momento, esto puede hacerse de manera limitada y solo para ciertos productos -seguros de hogar, vida y salud- porque quedan todavía procesos pendientes que no pueden completarse al cien por cien; de ahí, nuestro interés por continuar con la digitalización en el sector".

Por último se refiere al papel de las aseguradoras durante la pandemia y resalta el esfuerzo que han realizado. Afirma que "en el cien por cien de las pólizas están excluidas las pandemias. Lejos de todo eso, por los casos que conozco en España, la mayoría de las compañías aseguradoras están cubriendo la pandemia ocasionada por la Covid-19 y dando soporte al cliente. Se están portando excelentemente bien. Eso sí, veremos qué es lo que ocurre cuando pase esta pandemia y las compañías se replanteen cómo van a actuar en caso de que se vuelva a vivir una situación similar a esta. Lo que se pretende, de cara a un futuro, es lograr una recaudación mayor en primas y añadir cláusulas anticovid para evitar perjuicios económicos de gran calibre en las compañías".