Miércoles, 12 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
08 de noviembre
11:03 2018
Compartir

Los accidentes graves de los menores de 35 años casi duplican a los de los mayores

La probabilidad de que un conductor entre 18 y 35 años tenga un accidente grave es 1,8 veces mayor que la probabilidad de que lo padezca una persona de más de 35 años según datos del III Estudio 'Jóvenes al volante' realizado por Estamos Seguros.   

Esta probabilidad, sin embargo, es muy variable incluso dentro de los años de la juventud. Mientras que a las edades más jóvenes es la probabilidad de tener un accidente es hasta cinco veces la de los conductores mayores de 35 años, esa probabilidad disminuye conforme el conductor cumple años. La etapa más difícil es la anterior a los 26 años de edad y es en el primer año de carnet a los 18 años cuando se dispara la probabilidad de accidente hasta ser 6 veces superior a la de un conductor mayor de 35 años.  

Por otro lado, el informe también estudia si los accidentes se producen en automóvil o moto. En este sentido, se observa que los conductores de vehículos de dos ruedas, por lo general, son más proclives a sufrir accidentes con daños corporales. Esto es lógico por las propias características de los vehículos. De hecho, los más propensos a tener un accidente de tráfico son los conductores de ciclomotores más jóvenes e inexpertos. Un conductor con menos de un año de experiencia en la conducción tiene 7,5 veces más de probabilidades de sufrir un accidente que una persona que lleva 10 años conduciendo un vehículo de estas mismas características.

En un análisis por provincias son los conductores sorianos los que obtienen la mejor nota. Logran, en concreto, un 7 sobre 10 y se mantienen, por tercera vez consecutiva, como los que tienen menor probabilidad de accidente de toda España. En el extremo opuesto es en Las Palmas y Cádiz donde corren más peligro.

Un dato curioso del informe es que por norma general las mujeres conducen mejor en ciudad que los hombres en todas las provincias de España. Las diferencias más pronunciadas se dan en las provincias de Soria, Toledo, Burgos y Albacete, donde las mujeres conducen, entre un 20% y un 30% mejor que los hombres.