Miércoles, 19 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio
28 de noviembre
08:19 2018
Compartir

Lo que trae el IoT: mejor tarificación, más personalización, más contacto, y más negocio

Expertos del sector asegurador han analizado el potencial del Internet de las Cosas (IoT) en la industria aseguradora en el marco del Congreso Insurance Revolution. El impacto va a ser grande, hay más de 20 millones de dispositivos conectados, y va a afectar a muchos ramos, entre ellos el de Autos.
 
Sergio Gómez, responsable UBI Área Corporativa de Negocio y Clientes de Mapfre, asegura que el impacto va a ser "brutal". En primer lugar, va a permitir al seguro personalizar más el producto, no solo en coberturas sino también en precio. Además, asegura que va a ayudar a la prevención desde muchos puntos de vista: "Ayuda a prevenir que pasen los accidentes, y si nos centramos en el mundo del vehículo, a que la gente tenga mejores hábitos de conducción, y ayuda a actuar de una forma temprana en caso de accidente". Y, por último, va a permitir tener más contacto con el cliente al margen del momento en el que ocurre el siniestro.
 
Esta transformación tiene otras implicaciones en la industria, como el incremento de las alianzas estratégicas con terceros como los fabricantes de coches. Óscar Paz, responsable de AXA Opensurance, asegura que hay iniciativas en otros países de fabricantes, como General Motors o Toyota, donde la combinación de un fabricante y una aseguradora ha animado el mercado. "Entramos en un mundo de ecosistemas. Ya no hay fronteras. Antes estaba claro quién fabricaba el coche, y quién vendía el seguro. Probablemente converjan y se llegarán a alianzas, lo que dará lugar a un mundo más rico a la hora de ofrecer experiencias". 

Asegura que se trata de una evolución que interesa a todos: "Las aseguradoras de cara al cliente nos parecemos mucho, pero quizá podamos empezar a no parecernos tanto con una oferta diferente de valor añadido basado en estos nuevos modelos".  No obstante, en España, todavía hay mucho camino por recorrer. Sergio Gómez comenta que solo el 5% de las primas de Autos son intermediadas por un fabricante o dealer, mientras que en China es el 70%. Asegura que "este canal va a ser cada vez más importante".
 
La clave son los datos
 
En el ámbito del seguro de Salud la transformación también se ha iniciado ya. Y también queda mucho camino por recorrer. Fernando Marqués, director de Transformación Digital de Sanitas, afirma que el sector de los seguros es muy tradicional, "le queda mucho por cambiar". Cree que tiene que ocurrir lo mismo que en el mundo digital, empezando por la experiencia de cliente: "Todavía hay oportunidad de seguir mejorando en el ámbito de la experiencia de cliente. Estamos en el mundo digital y empresas como Google o Apple nos enseñan". 
 
Afirma que es necesario identificar los aspectos clave que el cliente espera de la aseguradora, que son interacción, sencillez en la interacción, rapidez, y en el caso de la salud, la calidad en la asistencia. En este último ámbito y en el de la prevención destaca que los datos ayudan mucho al sector. 
 
Respecto a ese uso de los datos, Pedro Díaz, Digital Health Director de Mapfre, hace hincapié en que hay que utilizarlos de forma inteligente. "El tema de la privacidad, de la confidencialidad de los datos es un gran reto, y estamos aprendiendo mucho. La legislación cada vez es más exigente, pero eso no quiere decir que no haya que usarlos, sino que hay que ser muy transparente". Considera que hay trabajar con dos variables: la transparencia y el control (que en todo momento el usuario pueda decidir que quiere compartir con la aseguradora).
 
También han analizado la relación con el mundo insurtech. Tanto Sanitas como Mapfre trabajan con ellas y afirman que se trata de una colaboración clave para la innovación. "Si queremos innovar en una organización grande no son una ayuda sino una necesidad. La capacidad de innovación, agilidad, y orientación al cliente es mayor que en las grandes organizaciones. Es una necesidad, no solo en el mundo de los seguros sino en todas las grandes empresas", asegura Pedro Díaz, el día en que Mapfre presentó oficialmente su ecosistema de startup en el entorno insurtech.
 
Nuevas líneas de negocio
 
En el ámbito del seguro de Hogar también el IoT es una oportunidad para el sector, y la clave de nuevo son los datos. Ángel Uzquiza, director de Innovación de Santalucía, asegura que de un piloto que han realizado en 100 viviendas en Madrid en las que se han colocado varios dispositivos, una de las cosas más interesantes ha sido que por primera vez han visto comportamientos del usuario, el uso de la energía, el estado de los aparatos eléctricos…, lo que, según destaca, abre nuevas líneas de negocio. Y pone un ejemplo: "Si por el análisis de la temperatura se detecta que una vivienda no tiene aire acondicionado puedo alinearme con otros players para ofrecer ese tipo de servicio".
 
También han detectado otra cosa, que el contratar estos dispositivos encarece las primas, "y son los menos los que actualmente lo pagarían. Con el abaratamiento de estos dispositivos se animará el mercado, pero ahora no está maduro". 
 
Santiago Arechaga, CEO de Swiss Re, comenta que el avance de la IoT en el ramo de Hogar es más lento que en Autos o Salud porque los usuarios no le han encontrado utilidad: "Todos tenemos whatsaap, pero el instalar sensores en casa no es tan evidentemente. Si somos las aseguradoras las que lo impulsamos va a levantar sospechas. Pero es algo que está llegando". A su juicio, esta tecnología va a permitir al seguro un mejor conocimiento del riesgo, y por tanto una mejor tarificación; un mayor conocimiento del cliente que va a permitir personalizar productos; una mejora de la experiencia del cliente en el momento del siniestro; y una nueva fuente de ingresos.
 
Los retos tampoco son pocos. Arechaga destaca varios: aprender de los datos que generan los sensores e integrarlos a los procesos; el empoderamiento del asegurado; o el hecho de que "van a aparecer nuevos jugadores en el mercado integrados en nuestros ecosistemas y que pueden sacar a algunos de los participantes de la cadena de valor". Y un desafío más que apunta Ángel Uzquiza, el cambio cultural que debe acompañar a la transformación digital: "Si no hay cambio cultural no se va a producir esa transformación. Debemos invertir en el acompañamiento de la transformación cultural, no solo de herramientas".