Domingo, 16 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

25 de abril
14:05 2018
Compartir

Banco Popular lastra ligeramente la cuenta de resultados de Mutualidad de la Abogacía

El presidente de Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz, ha reconocido durante la presentación de resultados de la entidad correspondientes a 2017 que las pérdidas ocasionadas por las inversiones realizadas en Banco Popular han lastrado "ligeramente" los resultados del ejercicio que se cerró con un superávit de 22,7 millones de euros frente a los 30,4 millones de 2016.

Debido a esta circunstancia, la rentabilidad del ejercicio "ha sido algo inferior no solo por los bajos tipos de interés del mercado sino también por la pérdida que tuvimos como consecuencia de la resolución de Banco Popular". Hay que recordar que Mutualidad de la Abogacía tenía una inversión de 54.107.000 euros, habiéndose reducido ya a finales de 2016 el valor de la inversión a 35 millones. "La inversión se efectuó dentro de los límites que permite la política de la entidad y representaba un 0,7% del total de las inversiones de la Mutualidad", señaló el presidente que calificó la situación como "un hecho excepcional e inesperado" ya que hasta ahora "nunca se había producido una situación igual" y ha sido la primera vez que los organismos europeos, denunció,  "han llevado a cabo una acción como esta, haciendo soportar sobre los accionistas las pérdidas íntegras antes de transmitir el banco a otra entidad".  

Enrique Sanz explico que la pérdida producida se ha llevado íntegramente a la cuenta de resultados de 2017, haciendo que la rentabilidad prevista del 5% se haya visto reducida al 4,65%. De este modo, no afectará negativamente a sucesivos ejercicios por lo que desde el punto de la Mutualidad "se ha acabado ya del problema de Banco Popular". A partir de ahora, lo que podrá ocurrir, y "en ello estamos trabajando, es que podamos recuperar una parte de la inversión, y evidentemente el año que se produjera iría a la cuenta de ese año como resultados extraordinarios y mejoraría la rentabilidad que pudiésemos obtener en ese ejercicio", añadió.

Sanz explicó que en este sentido "estamos combatiendo en la medida que podemos la decisión de Europa. Hemos interpuesto un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra el acuerdo de resolución, hemos puesto un recurso en la Audiencia Nacional contra los actos de ejecución que llevó a cabo el FROB y no descartamos otras acciones extrajudiciales o judiciales".

Aumento de aportaciones

Uno de los datos en los que más ha incidido el presidente de Mutualidad de la Abogacía es en el aumento de las aportaciones de los mutualistas que "acredita el nivel confianza que tienen en la entidad". Las aportaciones han ascendido a 624,7 millones de euros, lo que supone un 5,08% más respecto al año anterior. Es cierto que el incremento es menor que en ejercicios pero en el contexto del sector con un crecimiento negativo, la situación de la Mutualidad es muy destacable. También ha crecido el número de mutualistas alcanzando ya los 196.326 al final del ejercicio.

En cuanto al ahorro gestionado ha llegado a los 6.624 millones de euros, lo que implica un crecimiento de 11,50% frente al 3,3% de crecimiento del sector. 

 

Cartera de inversiones prudente

La política de inversiones de la Mutualidad continúa caracterizándose por la prudencia. "Preferimos tener dinero a meternos en inversiones que nos puedan dar problemas en el futuro", afirma Enrique Sanz. Bajo esta máxima la entidad cuenta con inversiones por valor de 7.665 millones de euros de los que 567 millones corresponden a inversiones inmobiliarias. En el año 2017 la entidad solo realizó una compra en Burgos. Para este ejercicio el presidente avanzó que tienen en estudio 2 o 3 inversiones de las que esperan que alguna se materialice próximamente.

El reparto de cartera se completa con un 72,58%, (5.564 millones de euros), invertido en bonos de renta fija, con una elevada rentabilidad media, superior al 5%; un 7,40%, (567 millones de euros), en inmuebles como decimos; el 5,85% invertido en renta variable (acciones y fondos por importe de 448,1 millones de euros); y, finalmente, un 14,16% (1.085,9 millones de euros) corresponde a otros activos financieros y tesorería.

Además de la prudencia, como viendo siendo habitual, Mutualidad de la Abogacía controla mucho su nivel de gasto que ha situado este año en el 0,20%.

En cuanto al ratio de solvencia supera 2,23 veces los requisitos mínimos de Solvencia II.

Apuesta por la transparencia

Sanz considera fundamental la transparencia para ganar la confianza del mutualista y de los reguladores de tal manera que uno de los objetivos es que  los mutualistas conozcan las decisiones que toma la entidad. Así se ha trabajado en facilitar a los mutualistas en tiempo real la situación de sus posiciones financieras dotándoles de herramientas de simulación con las que pueden conocer su pensión de futuro.

Por otro lado, la Mutualidad ha sido la única entidad pública y privada que se ha adaptado a la Ley 27/2011de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social que establecía que los asegurados y participes de Fondos de Pensiones y mutualistas pudieran conocer su futura pensión a través de la información facilitada por las entidades. Mutualidad de la Abogacía ofrece desde este año trimestralmente información sobre la marcha del ahorro para que el mutualista pueda saber en base al ahorro aportado cuál será su pensión. La iniciativa "ha tenido una gran acogida". "Es una información extraordinaria y es fundamental que el mutualista conozca trimestre a trimestre cual va ser su pensión esperada en base as sus aportaciones". Esto contribuirá a uno de los objetivos de la Mutualidad que es fomentar la cultura del ahorro.

Objetivos para 2018

Rafael Navas, director general de la institución, se centró en los objetivos de la entidad para 2018. La Mutualidad se propone potenciar tres cuestiones principales: las aportaciones de los mutualistas, el volumen de ahorro y la rentabilidad.

En lo que respecta a las aportaciones, se prevé que el crecimiento sea más moderado que en años anteriores alcanzando un 2%, hasta situarse en los 641,3 millones de euros. Con ello, el volumen del ahorro gestionado llegará a los 7.295 millones, frente a los 6.624 del año pasado, lo que representa un 10,12% más.

La rentabilidad prevista para 2018 se estima en un 4,72%, lo que dejaría la rentabilidad a favor de los mutualistas en el 4,25%.

Asimismo, como consecuencia de nuevos proyectos encaminados a mejorar los procesos y la transparencia de la entidad, así como la próxima puesta en marcha de un nuevo Plan Estratégico para los próximos 5 años, los gastos comerciales y de administración podrían crecer hasta un 8,65%. No obstante gracias al aumento del ahorro gestionado se mantendrá el mismo ratio de gastos del 0,20% que en el año 2017.

Con estas cifras, el excedente podrá situarse en los 25 millones, con lo que la Mutualidad pasaría a tener unos fondos propios de 321,4 millones.

El trascurso del primer trimestre del año indica que los objetivos anuales no parecen descabellados. De enero a marzo de 2018, el importe de las aportaciones de los mutualistas ha sido de 164,7 millones de euros. El ahorro gestionado se ha situado en los 6.823 millones al cierre del primer trimestre del año en curso. El ratio de gastos sobre ahorro gestionado se mantiene en el 0,20%, en consonancia con el cierre del ejercicio pasado.

Finalmente hay que destacar que la rentabilidad anualizada estimada al cierre del ejercicio se sitúa en el 3,65%, con el objetivo final del 4,72% presupuestada y que permitirá otorgar a los mutualistas el 4,25%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   1 voto