Grupo Aseguranza

inicio
17 de abril
08:54 2019
Compartir

Europa obligará a incorporar más seguridad a los vehículos a partir de 2022

El Parlamento Europeo aprobó ayer con 578 votos a favor, 30 en contra y 25 abstenciones las nuevas medidas que deberán llevar los vehículos a partir de mayo de 2022 de manera obligatoria. Este reglamento ahora deberá ser sometido a la aprobación del Consejo de Ministros de la Unión Europea.

Estas nuevas medidas que afectan de lleno al sector asegurador están destinadas a "salvar miles de vidas en los próximos años", según señaló la eurodiputada Róża Thun, del Partido Popular polaco, ponente que ha dirigido esta legislación. Apuntó también que la atención de los políticos se ha centrado en la seguridad de los usuarios en carretera, especialmente en los más vulnerables.

Medidas

Entre estas medidas se encuentra el asistente de velocidad inteligente (ISA, en inglés), una interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque, sistema de advertencia de somnolencia y atención del conductor, sistema avanzado de advertencia de distracciones del conductor, señal de frenado de emergencia, detector de marcha atrás y una especie de 'caja negra'.

Los estudios muestran que la incorporación del ISA podría reducir las muertes en carretera un 20%. Thun indica que este sistema alertará al conductor siempre que se supere el límite de velocidad. Dice que no se trata de un "limitador de velocidad, sino de un sistema inteligente que hará que los conductores sean conscientes cuando estén superando el exceso de velocidad permitido".

Estas medidas serán obligatorias para los turismos y los vehículos comerciales ligeros que estén equipados con un sistema de frenado de emergencia -obligatorio ya en camiones y autobuses-, así como de un sistema de aviso de cambio de carril.

En su mayoría estas medidas serán obligatorias a partir de mayor de 2022 para los nuevos modelos y a partir de mayo de 2024 para los modelos existentes.

Camiones y autobuses

Los camiones y autobuses tendrán que fabricarse para que los usuarios vulnerables en la carretera, como ciclistas y peatones, sean más visibles para el conductor -tecnología de visión directa-. Deberán estar equipados de tal modo que se reduzca "en la mayor medida posible los ángulos muertos del frente y el lado del conductor".

Esta tecnología tendrá que aplicarse a los nuevos modelos a partir de noviembre de 2025 y será obligatoria para los modelos ya existentes desde noviembre de 2028.

Junto a estas medidas también se obligará a mejorar los requisitos de seguridad pasiva, incluidas las pruebas de colisión tanto frontal como lateral, así como los parabrisas para mitigar la gravedad de las lesiones de peatones y ciclistas. La homologación de neumáticos también sufrirá cambios para poner a prueba los desgastados.

La Unión Europea destaca que el pasado año 25.000 personas murieron en las carreteras europeas y 135.000 sufrieron heridas graves, según los datos preliminares de la Comisión Europea.

  Votar:  
Resultado:   3 votos