Miércoles, 20 de junio de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de mayo
08:17 2018
Compartir

Mutua Madrileña no trasladará ningún coste derivado de su proceso de transformación digital

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, dibujó el pasado viernes durante la Junta General de Mutualistas el nuevo escenario que tendrán que vivir las compañías de seguros en un mercado diferente, más competitivo y rodeado de una ingente normativa de hasta 250 leyes que les afectan. Indicó que estos cambios obligarán a realizar "importantes esfuerzos para transformarnos y dotarnos de nuevas capacidades y recursos".

Estos cambios para la transformación y dotarse de nuevas capacidades y recursos, aseguró Garralda en su informe de presidencia, no repercutirán en las primas de sus mutualistas: "Lo haremos sin tener que trasladar a nuestras tarifas aumentos significativos de precios. Esta última ha sido nuestra política en los últimos ejercicios y así queremos que siga sucediendo", mencionó. Indicó que seguir con esta política de precios es "parte de nuestra vocación" y sólo será posible si "mantenemos una organización sólida, bien gestionada y sumamente solvente".

Entre este nuevo panorama destacó que será un "entorno mucho más complejo y competitivo dominado por los efectos todavía inciertos que nos depararán cambios tecnológicos que comienzan a desarrollarse". En este contexto ha manifestado que la compañía tendrá que competir no sólo con las compañías tradicionales del propio mercado, sino también con nuevos operadores llegados de otros sectores como Amazon y Facebook que "han anunciado planes para aproximarse a la actividad aseguradora". Ha señalado que estos planes son "sólo el primer aviso de que nos vamos a tener que enfrentar a una cada vez mayor competencia en nuestra función empresarial".

En el futuro escenario que configura Mutua Madrileña importan mucho los cambios sociales. En su panorama ya ha habido variaciones y habrá más en los años venideros, pero mucho más rápidos. Por esta razón las empresas tendrán que enfrentarse a "un cambio profundo de los usos y costumbres sociales que afectarán tanto a nuestra forma de vida como, sobre todo, a la de nuestros hijos". Destacó que los nuevos hábitos de vida y las nuevas tecnologías darán a los usuarios "más accesibilidad a los servicios, requerirán nuevas soluciones más personalizadas y demandarán inmediatez a la hora de satisfacer sus requerimientos". Quienes no estén a la altura de las demandas "irán perdiendo terreno, quedarán atrás y no terminarán la carrera". Por estas razones, la compañía

Dos nuevas direcciones

La aseguradora acometerá estos cambios con un nuevo Plan Estratégico 2018-2020 ya anunciado y que implicará una reestructuración interna para acelerar la transformación digital que la entidad atisbó hace ahora mes y medio. Garralda destacó que el "reto que tenemos delante es de tal calibre que va a requerir la transformación acelerada" de la compañía para sentar las bases en el largo plazo y "cubrir todas las necesidades aseguradoras, de ahorro y movilidad de nuestros clientes durante toda su vida".

En este sentido anunció la creación de 2 nuevas direcciones generales adjuntas. La primera es de Transformación, dependiente de la Dirección General y sobre la que la aseguradora sigue buscando un nombre, y una segunda Dirección General Adjunta de Internacional y Participadas que se encargará, fundamentalmente, de impulsar el proceso de expansión internacional, y que estará bajo la responsabilidad de Mirenchu Villa, hasta la fecha directora general adjunta del negocio asegurador y vicepresidenta de BCI Seguros, entidad chilena participada por Mutua. Asimismo, la entidad implementará dos nuevas direcciones, una de Innovación bajo la dirección de Pablo Moro, llegado de Telefónica, y otra de diversificación para la que han promovido a Conrado Espí. Precisamente, el presidente destacó que la innovación y la diversificación serán valores y objetivos claves para encarar esta nueva era.

Estos cambios tienen el objetivo, manifestó el presidente, de "garantizar la sostenibilidad y el futuro de la empresa, y seguir mejorando la oferta de productos y servicios de valor que ponemos a disposición de nuestros mutualistas". Manifestó el presidente que los cambios también afectarán a los usos y costumbres sociales y que afectarán "tanto a nuestra forma de vida como, mucho más, a la de las próximas generaciones".

Hay que recordar que la compañía anunció la inversión de 175 millones de euros extras en los próximos 3 años con el objetivo de "dedicarse en cuerpo y alma al proyecto digital y hacer inversiones significativas desde este punto de vista", indicaba el presidente en la presentación de resultados.

20 millones de CaixaBank este año

Ignacio Garralda destacó su filosofía de inversiones financieras. Entre ellas señaló que la compra del 2,1% del capital de CaixaBank en 2016 por 280 millones de euros ha resultado "muy beneficiosa" dado que en 2017 aportó 16,4 millones para la mutua y para este año se espera alrededor de 20,1 millones. Según indicó, a fecha de abril acumulaba unas plusvalías latentes de 232 millones con una revalorización del 95,2% de la inversión.

En la Junta General el presidente repasó también las principales magnitudes de la compañía a lo largo de 2017 y que Carta del Seguro ya publicó después de la presentación de resultados de la entidad. Los mutualistas dieron el visto bueno a los resultados de la compañía, que en 2017 obtuvo un beneficio neto de 251,8 millones, un 6,3% más y unos ingresos por primas superiores a 5.000 millones con un crecimiento del 5,6%. El ratio de solvencia se situó en el 331%.

Garralda resaltó en su informe que el pasado año y por quinto año consecutivo congeló la prima a 2 tercios de sus asegurados de Autos, 1,3 millones de mutualistas. Sacó pecho y señaló que "ninguna otra empresa del sector asegurador ha llevado a cabo en España una política de precios semejante durante el último lustro".

  Votar:  
Resultado:   1 voto