Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

03 de enero
13:17 2019
Compartir

Primer descenso de fallecidos en accidentes de tráfico en 4 años

A falta de completar los datos de 2018 y teniendo en cuenta solo los fallecidos en accidentes de automóvil en vías interurbanas, 2018 ha cerrado con un 1,5% menos de fallecidos que en el año anterior, alcanzando un total de 1.180 personas, 19 menos que en 2017.  La cifra es a todas luces "preocupante", según ha señalado el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del balance de siniestralidad a pesar de que se haya producido el primer descenso de los últimos 4 años.

Se observa un posible cambio de tendencia sin embargo 2018 ha sido un año irregular. El verano, considerando como tal los meses de julio y agosto, fue negativo, ya que fallecieron 256 personas, 31 más que en el verano del año anterior. Sin embargo, en los últimos cuatro meses del año, los fallecidos han bajado un 9,5%, 40 fallecidos menos que en el mismo periodo del año anterior.

El ministro del Interior ha afirmado que 2018 ha sido un año de transición en el que, después de dos años aumentando el número de fallecidos por accidente de tráfico, se ha conseguido frenar la siniestralidad, "lo que podría indicar que estamos ante un punto de inflexión y cambio de tendencia". No obstante, según ha dicho, habrá que esperar a 2019 para saber si dicho cambio se confirma.

Descenso de fallecidos en vías secundarias

Analizando los accidentes ocurridos la DGT concluye que el 74% de los fallecidos tienen lugar en vías convencionales. Con todo, el año pasado fallecieron en este tipo de vías 877 personas, 41 menos que en 2017 (-4,5%).

Por el contrario, los fallecidos en autopistas y autovía han aumentado en un 8,2% respecto al año anterior. En 2018 han fallecido 318 personas en autopistas o autovías, frente a los 295 de 2017. 

Destaca también que en estas vías de alta capacidad, el porcentaje de peatones atropellados fallecidos ha sido del 20%, concretamente 49 personas. En el caso de las vías convencionales, los atropellos a peatón han sido de 65.

Ante estos datos, Francisco Canes, presidente de Asociación DIA y Fundtrafic ha declarado "que se miren, los datos de siniestralidad vial en 2018 son malos", y exigen a la DGT que "redoble esfuerzos para frenar la sangría en las carreteras: aumentar la vigilancia y las sanciones por distracciones, instalar más bandas sonoras, incluir concienciación obligatoria en el carné de conducir, etc".  

La asociación planteó en su última reunión con el Gobierno 10 medidas para tratar de reducir la siniestralidad, algunas de las cuales ya se han implementado como:

1.-  Reducir la velocidad en las vías secundarias a 90km/h para todos los vehículos. Una medida que se ha adoptado de manera parcial, pues no se ha establecido un límite homogéneo para evitar los adelantamientos. Y reducir la velocidad a 30km/h en núcleos urbanos.

2.-  Aumentar de 3 a 6 puntos la sanción sobre del carné de conducir por puntos por usar el móvil mientras se conduce.

3.- Mayor inversión en mantenimiento y mejora de las infraestructuras: es necesario terminar con los TCA (Tramos de Concentración de Accidentes) o Putos Negros.

4.- Extender las bandas rugosas al mayor número de carreteras posibles, empezando por las de más riesgo.

5.- Regular la movilidad de las bicicletas, patinetes, etc. con el objetivo de dotar de seguridad a los colectivos más vulnerables, el primero de ellos los peatones. Adaptar el Reglamento de Circulación a la nueva movilidad, que ha modificado el modo, la intensidad y las particularidades de los desplazamientos por carretera, generando nuevos riesgos sobre todo en ciudades, donde conviven peatones, coches, bicicletas, patinetes, etc.

6.- Aumentar la vigilancia sobre las infracciones y delitos viales: incrementando los radares y la vigilancia física con mayor presencia de Guardia Civil de Tráfico en las carreteras.

7.- Modificar el Reglamento de Conductores para incluir 8 horas obligatorias de concienciación en seguridad vial con profesor/a en aula, y que estas horas se vayan aumentando progresivamente.

8.-  Hacer que el permiso B obtenido con un vehículo automático sirva también para la conducción de vehículos manuales, con el objetivo de promover el uso de estos vehículos más eficientes y seguros.

9.- Prohibir de manera integral los detectores de radar en los vehículos. Actualmente su uso es ilegal, pero en la práctica se siguen utilizando porque 'llevarlo o instalarlo' en el vehículo se considera legal.

10.- Por último, asegurar la atención integral gratuita para víctimas de accidentes y la mejora de la asistencia a este colectivo. También la revisión del nuevo Baremo de indemnizaciones, por el cual se ha perjudicado a la gran mayoría de accidentados: los heridos leves, siendo esta una competencia del Ministerio de Justicia y del de Economía.

El RACE por su parte también solicita un plan de medidas urgentes para reducir de forma sostenible la siniestralidad vial. El Club ve positiva la reducción en un 1,5% del número de fallecidos en carretera en 2018, pero considera que aún queda mucho por hacer. La puesta en marcha de más medidas, como una mayor inversión en infraestructuras, impulsar las campañas de concienciación y mejorar la formación, podría reducir aún más el número de víctimas en las carreteras. Otra de las propuestas que realiza el Club de Automovilistas es aprobar un paquete de ayudas para renovar el parque automovilístico hacia uno más seguro y eficiente. Por último, desde el RACE se pide un Plan Nacional de Seguridad Vial con acciones a medio y largo plazo, que permita una reducción sostenible de la siniestralidad.

 

 

  Votar:  
Resultado:   0 votos