Domingo, 16 de diciembre de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

09 de abril
09:11 2014
Compartir

Siniestro del ‘Prestige’: El seguro Marítimo no es el problema, pero tampoco es la solución

En casos de desastre como el del ‘Prestige’ en 2002, “el seguro Marítimo no es el problema, pero tampoco es la solución”. Incluso existen otros mecanismos que se podrían adoptar. José Manuel Castillo, jefe del Departamento Marítimo de Mapfre Global Risks, ofreció el punto de vista de las aseguradoras en un desayuno organizado por Agers, que ha estrenado un nuevo formato de encuentros para dialogar y tratar temas que se abordarán en el futuro. El primero ha sido sobre las experiencias dejadas por el siniestro del ‘Prestige’, un tema difícil “cuyas heridas aún están abiertas”, apuntó en la presentación Gonzalo Iturmendi, secretario general de Agers.

José Manuel Castillo observó que cuando se produjo el siniestro en 2002 hubo cierta criminalización del armador, incluso se habló de connivencia con las aseguradoras. “Y que las aseguradoras se podían haber ‘ido de rositas’, dijo el alcalde de La Coruña”, recordó.

Explicó la diferencia entre los diferentes tipos de seguro y su relación en el caso concreto del ‘Prestige’. En el seguro de Cascos, la armadora asegura el casco, su activo; estaba asegurado en el mercado internacional, las condiciones eran básicamente inglesas, y la condición de la póliza fue la navegabilidad del buque. Cuando se produjo el incidente, el buque tenía esas condiciones de navegación.

Seguro de Loss of Hire: Seguro de pérdida de beneficios. Su colocación es también en el mercado internacional. Y la fórmula de valoración es el límite máximo de indemnización diario. Y seguro de P&I: Responsabilidad del armador. El ‘Prestige’ estaba colocado en el Mercado de Clubes de P&I. En este caso, el límite de indemnización está fijado en 1.000 millones de dólares.

Entre sus reflexiones, tras al sentencia dictada en 2013, ha habido “decepción en los perjudicados”. Cuestiona si es posible cambiar el concepto de P&I-separación de posición del armador y sería conveniente ampliar el límite de indemnización a más de 1.000 millones de dólares. Advierte también que no se debe confundir a efectos de seguro CLC (industria naviera) y Fidac (industria del petróleo).

Análisis de la sentencia

Javier Portales, socio de Albors Galiano Portales, realizó un análisis de la sentencia de 13/11/2013 sobre el siniestro del ‘Prestige’, pendiente del recurso ante el Tribunal Supremo. La causa se instruyó y tramitó en 10 años y el juicio duró 10 meses. Sobre el contenido de la sentencia, se refirió en primer lugar a la naturaleza del siniestro: “En la sentencia sorprende la sencillez de la revisión, el examen muy limitado de las pruebas periciales”. Y sobre las causas del siniestro, no habla de si el fallo estructural del buque es previo a la avería; se atribuye a su falta de conservación del buque, pero está rodeado de otras circunstancias que impiden determinarlo con claridad.

Entre sus consideraciones relevantes de la sentencia: Precisó que no eran aceptables las críticas severas hacia el buque, que obtuvo sus certificados y cuya condición real sólo era detectable por técnicos. Se examinan las responsabilidades penales y las civiles, pero “no existiendo condena por delito medioambiental, no se declaran responsabilidades civiles”.

Entre otras ponencias, Ernesto Rivera, socio de Thomas Cooper, habló sobre el régimen de indemnización por daños derivados de la contaminación por hidrocarburos. En el plano español basado en la doctrina de culpa, explicó el régimen interno (Código Civil, Código Penal, Ley de Puertos, etc.) y aludió también al régimen internacional, con los distintos tipos de responsabilidad, limitación de responsabilidad, obligación de asegurar, etc.

Condujo el desayuno Lourdes Aguanell, m
arine manager de Eurapco. Antonio del Corral, subdirector de la Gerencia de Seguros de Repsol, relató los detalles de la operación de salvamento del crudo, en la que intervino la compañía para extraer los restos del petrolero mediante un procedimiento innovador. Ramón Romero, director de Armadores y Riesgos Especiales de Willis, recordó con enorme realismo que “se crearon expectativas inadecuadas” en los colectivos de afectados por la contaminación. Luis Guerrero, representante de Bureau Veritas, mostró el papel de las sociedades de clasificación para el control y supervisión de los buques que transportan hidrocarburos.

Por su parte, José Luis Heras, director gerente del Pool Español de Riesgos Medioambientales, en su ponencia se refirió a las diferencias tanto en el régimen jurídico como en los seguros propios de la navegación marítima y las exigencias de la normativa en materia de responsabilidad ambiental. Por último intervino el almirante retirado Ángel Manuel Tello, que estuvo al mando de las operaciones del dispositivo desplegado por la Armada Española.

Cerró el encuentro el presidente de Agers,
Juan Carlos López Porcel, quien subrayó que “un buen motivo que ha reunido a todo tipo de especialistas en la gestión de riesgos”. Avanzó la intención de la asociación de realizar próximamente nuevos desayunos de trabajo sobre temas de actualidad con este mismo formato. “Reuniones de trabajo como esta pueden ser el lugar de encuentro de todos aquellos que quieran aportar conocimiento, buenas prácticas y experiencia en la compleja tarea de la gestión de riesgos”.


  Votar:  
Resultado:   1 voto